envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Diana Rosa Suárez, la eterna novia del Zorro

Apuntes de la trayectoria artística de la destacada actriz cubana
Diana Rosa Suárez

Diana Rosa Suárez

Siempre ha sobresalido como una actriz llena de belleza y simpatía. A Diana Rosa Suárez la distingue la sonrisa que desde niña revelaba su encanto y aptitud para las artes escénicas.

Cuenta que se disfrazaba y actuaba en su casa siendo una muchachita, tanto así que, faltándole poco para cumplir los 15 años, su madre la matriculó en la Escuela de actuación, donde tuvo como profesores a Modesto Centeno, María Álvarez Ríos y Roberto Garriga.

Posteriormente, pasó a la Academia Popular de Arte y muy pronto estuvo lista para actuar como profesional. De las preciadas memorias de su época de estudiante, menciona el honor de asistir a las presentaciones Bola de Nieve por 25 centavos.

Su carrera como actriz ha sido vertiginosa en todos los aspectos, pues ha hecho radio, televisión y teatro, encarnando personajes inolvidables. Rememora con orgullo su actuación en la obra teatral “Nido de águilas”, en la sala Idal, que era propiedad del actor Adalberto Delgado; allí Diana Rosa trabajó tanto en comedias como en dramas.

Hacia 1963 realizó las pruebas para la televisión; entonces comenzó a trabajar con Abelardo Rodríguez y pronto fue asediada por otros directores no solo por su belleza, sino por el talento que demostraba ante las cámaras. Hizo grandes novelas, form’o parte del elenco de Teatro ICR y de un programa variado junto a su amiga Aurora Basnuevo, Tele fiesta.

Muy popular resultó su actuación en la puesta en pantalla de la aventura El Zorro, junto a Julito Martínez. Igualmente protagonizó inolvidables roles, en otros dramatizados como Helena de Troya, El conde de Montecristo, La capitana de la Isla, todos dirigidos por Erick Kaupp.

Diana Rosa recuerda también con mucho cariño Orden de ataque, Capitana del Caribe, En silencio ha tenido que ser, Los pequeños campeones; participó además en el inolvidable programa humorístico Detrás de la fachada.

Realmente memorable en la radio se encuentra su incursión en Alegrías de Sobremesa, con el personaje Rita, la Caimana.

Con su increíble voz y dicción recita bellos poemas en centros culturales habaneros como Dos Gardenias y el Gato Tuerto.

Actualmente realiza una peña cultural todos los sábados, de 4 a 8 de la noche en el Delirio Habanero, del Teatro Nacional, donde se presentan magníficos cantantes poco conocidos que ella promueve.

Esta actriz ha recibido varios galardones, entre los cuales destacan los reconocimientos Gitana Tropical y Artista de Mérito, recientemente recibió el premio Enrique Almirante a la obra de la vida, lauro que la llenó de emoción pues representa el espíritu y la grandeza artística de quien fuera su gran amigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 − tres =

| Newsphere por AF themes.