envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Discoteca Popular de Radio Progreso… suena a Cuba

Este espacio radial se distingue por defender elementos autóctonos de la cultura y la música cubanas
Discoteca Popular de Radio Progreso

Discoteca Popular de Radio Progreso

Por Sintonizar Radio Progreso de lunes a sábado, a partir de las tres de la tarde, es el mejor pretexto para sentir y vivir lo mejor de la música popular cubana de todos los tiempos. En ese horario se transmite la Discoteca Popular, que es decir Cuba.

Con cincuenta y tres años al aire, su actual director Carlos Más heredó el programa del inolvidable locutor y director de programas, Eduardo Rosillo, quien por más de tres décadas le otorgó el sello que hoy felizmente le distingue.

Este espacio, además de informar y promocionar, educa, ofrece análisis y asume recuentos históricos indispensables a la hora de valorar el proceso y desarrollo cultural de la Isla, fundamentalmente desde la proyección musical.

Su locutor desde hace varios años, Víctor González, es la voz que sustituyó la de Eduardo Rosillo, Isis Sobeida remeda, de alguna manera, la presencia informativa única de Lilia Rosa López; por su parte, Armando Badía es el realizador de sonido que ocupa el lugar del recientemente fallecido Nápoles, un constante buscador no solo de la sonoridad apropiada, sino del complemento indispensable de la memoria emotiva de la Discoteca y por supuesto, del patrimonio de La emisora de la familia cubana.

En conversación con En Vivo, Víctor González rememoró sus inicios en el programa: “Me vinculo a la Discoteca ocupando el rol que había desempeñado Rosillo durante muchos años. Ha sido este uno de los mayores retos de mi vida, porque a pesar del tiempo y de que muchos radioyentes se acercan a lo que hago, siempre existe un espacio para que lo recuerden a él a través de mis modestas intervenciones.

“Rosillo representa al eterno defensor de la música y la cultura cubanas en sentido general, y ese es el precepto que define y defiende la Discoteca Popular”, asegura González.

Como espacio musical, la Discoteca ha mantenido del sentido festivo de sus inicios, aspecto determinante en la comunicación con los oyentes. De acuerdo con el director, esta constituye otra máxima del programa que engrandece esa responsabilidad de la radio de llegar a todos con la alegría y el desenfado que los públicos esperan de ella.

En ese sentido, el colectivo de la Discoteca agradece sobremanera a cada oyente que a través de cartas, telegramas o vía telefónica reporta su sintonía y manifiesta inquietudes o sugerencias para un espacio que, como afirmara Eduardo Rosillo, nació para juntar corazones amantes de Cuba.

Fuera de las fronteras nacionales, muchos amigos escuchan este programa que le produce el placer de conocer más a la nación caribeña, pues la Discoteca Popular, con sus propuestas, siempre suena a Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cuatro =

| Newsphere por AF themes.