envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

El centro histórico y la Casa del Alba acogen presentaciones de la Editorial En Vivo

La librería Fayad Jamís en el centro histórico de La Habana y la Casa de Alba Cultural acogerán otra vez presentaciones de la Editorial En Vivo que regresa a su tradicional encuentro literario con un texto de Jaime Masó y Luis Rielo
Jaime Masó

Jaime Masó

La librería Fayad Jamís en el centro histórico de La Habana y la Casa de Alba Cultural acogerán otra vez presentaciones de la Editorial En Vivo que regresa a su tradicional encuentro literario con un texto de Jaime Masó y Luis Rielo.

La memoria está ahí de Masó y Aquel niño que nunca fui, de Rielo dan nombre a los dos títulos que, desde vivencias personales y entrevistas a otros especialistas, enriquecen la historia de la radio y la televisión cubana.

La parte más añeja de la urbe capitalina recibirá el próximo 13 de julio a 3:00 p.m. el libro del joven periodista de las emisoras Habana Radio y Radio Metropolitana, que invita a redescubrir a notables personalidades del arte y la literatura en la Isla.

De acuerdo con declaraciones de su autor, el material es resultado de varios encuentros en cabina y constituye tributo a quienes por azar de la vida comenzaron su carrera artística o encontraron en su camino vínculos inseparables con la radio y/o la televisión.

La actriz y maestra Corina Mestre, el locutor Marino Luzardo, el cineasta Enrique Pineda Barnet, el músico Edmundo Rodolfo González, el periodista Reinaldo Cedeño, y la escritora de programas Idania Betancourt son algunos de los nombres que dan prestigio a estas líneas.

Según adelantó Fernando Rodríguez Sosa en el prólogo, se trata de una obra con una veintena de conversaciones para «dejar constancia de los relatos que enriquecen la memoria presente y futura de la cultura cubana».

La invitación de Roberto Rodríguez no escapa de similares pretensiones pues, de acuerdo con la editora de Palabras que regresan, Norma Suárez, se trata de un cuaderno para leer a gusto y conocer de la cultura en general.

La 30 Feria Internacional del Libro de La Habana dio vida al volumen que, en cuatro capítulos, procura tocar las intimidades y notas curiosas de mujeres y hombres, locutores, actores, actrices, cantantes, escritores, maestros, presentadores, directores de programas, entre otros imprescindibles del gremio.

La memoria está ahí no es un libro de relatos encumbrados ni narraciones largas, sino un ejemplar que habla desde la sinceridad, sencillez y con un estilo directo para llegar al asunto en cuestión sin tantos rodeos.

Como afirmara Martínez Sosa, su autor emplea el estilo de preguntas y respuestas para conducir el diálogo, descubrir relatos de tan grandes creadores y revitalizar los archivos de la radio y la televisión cubanas.

Por su parte, el trabajo de Rielo habla desde la experiencia del reconocido actor de radio, televisión, cine y teatro que tantos años de su vida dedicó al oficio en el circuito de medios de comunicación nacional.

El Premio Nacional de Televisión muestra en esas páginas sus recuerdos de infancia cuando «en los parajes tan inhóspitos de una ciénaga» laboró sin descanso hasta «convertir su quimera en realidad» y empezar a fundar su trayectoria en la escena.

El libro son las vivencias de Luis Rielo en primerísima persona, logros, traumas, reconocimientos, personajes, su relación con la crítica especializada y sus mil maneras de agradecer por los buenos y malos hechos que le llevaron hasta donde permanece.

Inspirado en el amor, así calificaría Jesús Dueñas el resultado de la creación del artista imperfecto que procura siempre hacerlo mejor y en cada intento entrega el alma; lo mismo de «actor, padre, abuelo y ser humano único e irrepetible».

Cuatro etapas o capítulos conforman el curso del cuaderno que, al decir de analistas, posee descripciones tan reales «que hacen visibles los hechos y lugares, conocer detalles de las características de los momentos, personajes y sucesos».

«Aquel niño que nunca fui deviene un reflejo —desde una óptica objetivo-subjetiva por excelencia— de las aventuras y desventuras de un actor, que llegó —por derecho propio— a la realización profesional como artista y a la realización personal como ser humano», sentenció Dueñas.

Seguramente, el intercambio previsto para el día 12 a las cuatro de la tarde en la Casa del Alba Cultural permitirá ratificar tales planteamientos y ver al desnudo el corazón de uno de los protagonistas insignes de la cultura cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × dos =

| Newsphere por AF themes.