envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

El Chino Hun, entre la radio y la literatura

El realizador radial Julio Gerardo Hun Calzadilla presentará su segunda obra en la 27 FILH

Entre la dirección del noticiero radial Diario Hablado, de Radio Ciudad de La Habana, y una fructífera labor como escritor, transcurren los días de Julio Gerardo Hun Calzadilla (El Chino Hun), que presentará su segunda obra literaria en el contexto de la 27 Feria Internacional del Libro de La Habana, a desarrollarse del 1 al 11 de febrero.


Durante una presentación extraoficial en los predios del habanero Barrio Chino, dialogamos con este cubano descendiente de chino, quien ama y defiende la tradición cultural de su progenitor.

La radio para empezar
Las exigencias de la dirección de programas informativos no son óbice para este achinado habanero que prefiere esta profesión por las posibilidades creativas que le aporta.

“La dirección de radio es una profesión que está signada por el diarismo, dinámica que toma mucho tiempo, en especial, en el caso de los programas informativos, para lo que se requiere un gran conocimiento de la realidad diaria; pero esos son desafíos que afronto cada día con la motivación de llevar al público que escucha el programa, una información veraz, oportuna y creíble”.

Sus inicios en la radio datan de 1986, este es un medio que le apasiona y al cual nunca ha soñado abandonar, por lo que se declara amante de ambas profesiones, la de escritor y la de director de programas radiales.

“Si me pidieran definir cuál de las dos prefiero me sería imposible responder, ambas son apasionantes, en ellas me siento realizado profesionalmente y  forman parte de mi existencia”.

Multipremiado como director de radio, El Chino Hung reconoce satisfacciones personales en este medio, en especial resalta el galardón obtenido en el certamen convocado por la Caribbean Broadcasting Union  en 2009, por el espacio Buenos días personita, programa que ya no se transmite por las frecuencias de Radio Ciudad de La Habana.

Al respecto comentó: “era una revista infantil en la que se trataban varios temas, sobre todo intenté llevar a los niños aspectos importantes de la historia de la ciudad y del quehacer de los infantes, visto desde sus coetáneos.

“En ese espacio los locutores principales eran mis hijos pequeños, la niña con ocho años conducía el programa y el varón con diez asumía roles de reportero y emitía las informaciones de los pioneros y niños de la capital, lo que logró mucha cercanía con el público al que estaba destinado el programa”.

Pero muchos otros premios en la radio atesora el talentoso artista, entre ellos destaca el reconocimiento otorgado al Diario Hablado como noticiero más premiado en los Festivales a nivel nacional y un premio en el Concurso Nacional de Periodismo “26 de Julio” al mejor programa informativo (2009).

A eso se suman otros lauros como Premios en las jornadas de Tránsito, reconocimientos por sus aportes a la Propaganda y Publicidad de Bien Público, entre otros.

El residir en el popular Barrio Chino de La Habana, durante más de medio siglo, también ha sido motivo para darlo a conocer a través de espacios radiales.

“He llevado algunos pasajes y aspectos relacionados con la historia del barrio y sus habitantes a un espacio que escribo para Radio Ciudad de La Habana, titulado Crónicas de la historia, pero no he llegado más allá, tengo en proyecto una novela radial para homenajear a Chan Li Po, uno de los más famosos personajes radiales del pasado siglo, creado por Félix B. Caignet.

La novela tendrá por título Nueve casos para un detective chino, y estará protagonizado por el nieto del conocido detective, quien retoma cosas de su abuelo, símbolo de la radio en Cuba.

Charlie Po fue un personaje que quedó en la memoria de los más viejos, y se sabe que en momentos los oyentes detenían sus actividades habituales para escuchar la novela, algo similar a lo que ocurría con la famosa novela El derecho de nacer.

Como escritor, aplausos
Pensar el Barrio Chino, crónicas de una presencia es el título del volumen que surgió motivado por la necesidad de preservar la memoria histórica y mantener vivas las historias que caracterizaron esa parte de la ciudad, antes reconocida como una de las más populosas de América en cuanto a presencia china se refería.

Este libro será presentado durante la 27 edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana y en la que China será protagonista como nación invitada de honor.

“Pretendo con este libro traer de vuelta a Fermín (El Chino del Carnaval), de quien ya pocos se acuerdan, quiero también que no se deje de hablar del Monumento a lo chinos mambises, que está en la calle Línea y permanece abandonado, así como otros espacios y personajes, siempre desde mi apreciación como escritor y protagonista de la historia del lugar.

“El Barrio Chino solo perdura en el imaginario popular, ya que en Cuba quedan muy pocos chinos originarios, ahora somos los descendientes quienes vivimos aquí, de ahí que se haya perdido la imagen, y quiero dar mi aporte desde la literatura.

“Este libro forma parte de más de medio siglo de mi existencia en el entorno del Barrio Chino, lugar donde no nací, pero que es el centro de mi vida, a lo que se suma el abandono a que está sometido, elementos que confluyeron como motivación para escribir algunas de sus historias”.

Antecede a este volumen La danza del León, publicación que vio la luz durante los días de la Feria del Libro del 2017, texto que retrata la imagen de los chinos en Cuba, además de los restaurantes y el comercio durante los años de más fuerte presencia asiática en la Isla.

Y entre los pendientes destaca uno en el que se tratan aspectos de la historia culinaria del gigante asiático: Nueve recetas chinas para la mesa cubana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres + 16 =

| Newsphere por AF themes.