envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Los musicales en la radio y la televisión (1950 – 1959) Parte IV

Detalles del nacimiento del Hit Parade Cubano y de otras iniciativas de Pumarejo
Manuel Villar

El nunca suficientemente llorado Villar.

 A la memoria de Manuel Villar Fernández, historiador de la música en la radio y la televisión cubanas, Premio Nacional de Radio, mi maestro durante 20 años en Memorias de Radio Rebelde.

Trascurría el año de los boleros “Miénteme” y “Me lo dijo Adela” cuando el programa  Hit Parade Cubano, de Pumarejo se impuso en el gusto popular ante el espacio Desfile Musical US.

Goar Mestre reproducía en su naciente CMBF–TV el programa Your Hit Parade, de la NBC, con los éxitos musicales de Estados Unidos. Para la CMQ-TV diseñó un musical donde los intérpretes cubanos e invitados extranjeros hacían versiones del hit parade norteño con el nombre Desfile Musical US.

Gaspar Pumarejo, siempre a la caza de los fallos en la programación de los Mestre, consideró la importancia de contraponer un hit parade televisivo hecho en Cuba, basado no solo en la venta de discos sino en las listas de éxito en la radio y, sobre todo, en las victrolas.

Así se constituye el programa Hit Parade Cubano, una victoria de Pumarejo y casi sin recursos. Muchos de los éxitos en Cuba de intérpretes extranjeros fueron versionados con mucho decoro por talentos aficionados ganadores en el programa Escuela de Televisión.

Juan Legido en la COCO
Uno de los más populares números extranjeros en Cuba durante 1954 fue el tanguillo español “Solo”, interpretado por el cantaor Juan Legido. Pumarejo había resuelto con la versión del ganador aficionado y tenor Rafael Aquino, pero Goar Mestre quiso traer al mismísimo Legido.

El cantante español rechazó la propuesta de la CMQ aunque le ofrecía una excelente remuneración por la forma autoritaria de la solicitud. Como él deseaba regresar a Cuba y actuar para el pueblo, aceptó gustoso el contrato ofrecido por la COCO, así como la propuesta de Alipio García para actuar en el Alí Bar.

Juan Legido aportó muchísimo a los medios cubanos como artista y persona, cantó temas cubanos en su estilo y compartió entrañable y gratuitamente con admiradores y artistas del patio como el gran Benny Moré.

Olga Guillot y Benny Moré ¿Miss y Mr. Televisión?
La Unión de la Crónica Tele – Radial Diaria (UCTRD), una de las organizaciones de críticos y cronistas del medio, desde 1951 comenzó a efectuar concursos para elegir a los artistas más populares del video en el hogar año por año.

La cantante más popular en Cuba durante 1954 sin discusión fue Olga Guillot, no solo por el boom de su “Miénteme”, sino por otros muchos de sus temas difundidos discográficamente gracias a la casa de grabaciones Puchito.

Televisión Nacional llegó a crear un programa para ella: El Show de Olga Guillot1. También Benny Moré llegaba a una desbordante popularidad, muy por encima de cualquier otro intérprete cubano y con múltiples espacios televisivo por todos los canales.

Olga Chorens y Tony Álvarerz formaban una pareja artística y una familia en la vida, realmente admirable, sobre todo por la ternura con que trabajaban para los niños. Tal vez se les debía haber sido seleccionados desde el primer festival de televisión. A los no menos populares artistas “sepias”, la Guillot y Benny, les tocaría “perder”. De todas formas, sin desdorar a Olga y Tony, hago esta pequeña mención en tributo a quienes disputaron hasta el último momento el galardón de máxima popularidad.

El Día de los Inocentes, “el Platillo Volador” y el meneíto de Marta Veliz
No voy a detallarles aquel ingenioso y espectacular proyecto del 28 de diciembre de 1954 en los terrenos de la Ciudad Deportiva (entonces en construcción) diseñado por el director Joaquín M. Condal para su programa estelar con Rosita Fornés: Mi esposo favorito.

Solo comparto este comentario: Hasta hoy ha dejado su impronta aquel suceso abortado por la intervención de un comando enviado por el Ministro de Gobernación, ¿cómo sería de haberse cumplido lo previsto?

Debían salir del supuesto platillo los protagonistas del programa bailando junto a la modelo de la empresa patrocinadora, la Cerveza Cristal. La joven era la trigueña Marta Véliz, quien se haría famosa con su singular meneíto siguiendo la música del jingle obra del popular compositor bayamés Ramón Cabrera2.

Notas:
1 Cuando El Show de Olga Guillot pasó a Telemundo, su conductora e invitada permanente fue Esther Borja. Fue esta su preparación para conducir el histórico y estelar programa de la etapa revolucionaria, Álbum de Cuba.
2 El jingle fue prohibido por la Comisión de Ética debido al sensual movimiento de Marta Véliz. Tanta fama alcanzó este baile que el pueblo llamó a un grupo político de intelectuales en la oposición, con posiciones ambiguas, Partido del Meneíto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − doce =

| Newsphere por AF themes.