envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

El propósito educativo de los medios

 El profesor Enrique Verdecia valora el papel de los medios como creadores de mensajes educativos

“A la hora de representar temas educativos en los medios de comunicación, se necesita imprescindiblemente lograr una convergencia orgánica entre varias disciplinas para lograr un producto audiovisual funcional y de calidad”, afirma el Doctor en Ciencias de la Educación Enrique Verdecia.

 “Creo que la representación de estos temas desde los medios sigue siendo muy ortodoxa. Muchas veces quienes llevan a cabo la construcción de un mensaje educativo para los medios de comunicación olvidan el valor que tiene el diseño dentro de la propuesta o prefieren ponderar otros elementos, por ejemplo, el mensaje, cuando realmente el aspecto formal es esencial.

“Todavía hoy nos encontramos mensajes de bien público que desde todo punto de vista nos remiten a la televisión de los años 60, 70 u 80, lo cual hace que pierda su atractivo ante el espectador por muy relevante, pertinente y actual que sea la intencionalidad educativa que tenga.

“Algo muy similar sucede con la forma en que se representa el trabajo de maestros y profesores de amplia y destacada trayectoria laboral, buscando por un lado dignificar los resultados de estas personas y al mismo tiempo incentivar a la formación vocacional hacia el magisterio”, subrayó el entrevistado.

Para el también profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales resulta muy útil y alentadora la colaboración de jóvenes graduados del Instituto Superior de Diseño y la Facultad de Comunicación con el Icrt. En este sentido valoró como muy eficaces algunos spots de bien público, como la campaña del Voto por Cuba y la dedicada a la higiene en el uso de artículos personales.

“Son pequeñas muestras de productos bien pensados para todo tipo de público y muy atractivos, con un efecto inmediato sobre todo el que se sienta a ver la televisión”, acotó Verdecia.

Entre los temas educativos más abordados en la radio y la TV, el especialista destacó la formación de valores e higiene personal y sexual.

En su opinión aún quedan rezagadas cuestiones de educación para la sociedad, para la familia y la convivencia, para la paz, para la no violencia contra cualquier sector de la sociedad, no solo las mujeres.

Acerca de en qué medida pueden la radio y la TV crear una imagen más representativa de la escuela cubana, comentó:

“Pueden hacerlo en la medida en que logren recrear coherentemente la realidad. Es importante tener en cuenta los códigos de comunicación que hoy existen dentro de la escuela cubana, donde los profesores son cada vez más jóvenes y cercanos en el tiempo a sus estudiantes, donde los alumnos en la forma de vestirse y expresarse se alejan cada vez más del prototipo de niño, adolescente y joven al que siempre estuvimos acostumbrados en nuestras escuelas.

“La de hoy es una generación marcada además por el desarrollo tecnológico y el boom de una música urbana que ha ocupado hasta los espacios de los géneros infantiles. Yo creo que todo eso debe tenerse en cuenta para lograr un producto creíble ante los espectadores.

“El mejor ejemplo de los últimos tiempos ha sido el filme Conducta. Yo considero que el equipo técnico y artístico de esta película fue extremadamente inteligente y cuidadoso a la hora de representar la realidad de un personaje de ficción que, al mismo tiempo, era la realidad de muchos niños cubanos que hoy tenemos en nuestras escuelas, en nuestras comunidades y en nuestras calles.

“Es un producto audiovisual con el que, me atrevería a asegurar, se identifican todos los sectores de la sociedad”, enfatizó Verdecia.

De acuerdo con el especialista, para que el mensaje educativo llegue realmente a sus destinatarios es necesario primero un intenso trabajo de mesa con un equipo multidisciplinario que garantice el equilibrio de enfoques y perspectivas.

“También deben analizarse las demandas sociales, es decir, qué está pasando en la sociedad, qué está pasando con la educación de la sociedad, con la educación de las diferentes generaciones porque creo que todos, sin distinción de edades, necesitamos en mayor o menor medida cuotas de contenidos educativos acorde con nuestros intereses”, concluyó el profesor universitario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − dos =

| Newsphere por AF themes.