envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

El secreto del locutor es la naturalidad

Ha demostrado en su carrera profesional Marialina Grau Espinosa, locutora y actriz cubana

Marialina Grau Espinosa sorprende al equipo de prensa de En Vivo contando que es militar devenida locutora. Con ella quisimos conversar desde septiembre de este año, cuando celebraba su cumpleaños pero, como se encontraba fuera del país, debimos esperar hasta ahora. Al fin, pluma en ristre, como dijo el poeta, logramos la entrevista.

De sus comienzos nos reveló que comenzó  a trabajar en su natal Camagüey, durante los años 60, en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), pero siempre le atrajo la locución, pues su padre, Luis Grau, era locutor de larga trayectoria.  

En Camagüey, las FAR inauguran la “Operación Mambí” y comienza a trasmitirse un programa radial que tuvo mucho éxito por los temas que trataba. El espacio Información Política salía al aire dos veces al día, a las siete de la mañana y a la una de la tarde. El director Caíñas Sierra hizo varias pruebas a los  que aspiraban conformar el equipo de realización del programa.  Marialina  se presentó y fue elegida por su voz y perfecta dicción.

Aunque confiesa que ella amaba todas  las manifestaciones del arte y organizaba espectáculos culturales para el matutino de su trabajo,  se “enamoró” de la locución y le dijo a su padre que esa era su vocación.

Pasó un curso de esta especialidad en la radio.  Su primer maestro fue Juan Hernández, de quien guarda gratos recuerdos. Al graduarse en 1970 comienza a trabajar La Habana. De esa etapa menciona con mucho orgullo a sus colegas de entonces: Cepero Brito,  Ángel Hernández Calderín, Eduardo Rosillo, Antonio Pera y Manolo Ortega. Ellos, entre otros, la ayudaron mucho en su desarrollo. Le enseñaron que hay que llenar el diafragma para que el aire te ayude a terminar el texto, que lees a la altura con que lo comenzaste.

Asume la locución en el noticiero, que según ella es una responsabilidad muy fuerte, fue llamada por el director de TV Ovidio Cabrera, que le auguró éxito en esta empresa. Transcurre la década del 70, entonces, también se inserta en Radio Enciclopedia. Su voz es utilizada para identificar la emisora. Desde entonces destaca en los medios nacionales radial y televisivo. Ella asevera que “el secreto del locutor es la naturalidad, tienes que creer en lo que estás leyendo”.

En radio trabajó con las mejores voces femeninas del momento, entre las cuales recuerda a Marta Velazco y Martha del Río. Otra importante experiencia fue con Ramón Álvarez Viejo, en el programa Por nuestros campos y ciudades, que tuvo gran aceptación, sobre todo en las provincias. Tampoco olvida su relación con Julio Batista, radialista que dejó para siempre la impronta de su voz y la excelencia en la realización de programas.

Como parte de la preparación para asumir su quehacer vinculado a los medios audiovisuales, recibió un curso de actuación impartido por Roberto Garriga, Julio Batista instruía a los estudiantes en cuanto a la psicología del personaje. Marialina comenta que llegó a interpretar algunos pequeños personajes bajo la dirección de Garriga.

Tiempo despúes Ovidio Cabrera la llama a la televisión para que intervenga como locutora en el programa de estreno Todo el mundo Canta, y aunque ya tenía la escuela de Palmas y Cañas, que hacía con Cepero Brito, un poco temerosa asumió el reto e hizo el programa con Ramón Fraga.

Además, fue de las primeras animadoras de espacios que todavía ella y el público recuerdan con nostalgia: el concurso “Adolfo Guzmán” y Listo Estudio. Con una amplia sonrisa apunta que estaba en tantos programas estelares que sus compañeros le decían jocosamente: “El patrón de pruebas”.

Trabajó en el Festival de la Canción en Varadero, junto a Germán Pinelli, quien, entre otros sabios consejos, le dijo que un animador no debe salir a trabajar acabado de comer y ambos se iban a hacer el espectáculo con el estómago vacío, cuando regresaban, a las dos de la mañana, se tomaban un plato de sopa y un postre que le guardaban en el hotel.

Entre 1970 y 1980 fue la locutora que recibió la mayor cantidad de premios otorgados por la revista OPINA. También animó los  eventos musicales  “Juan Arrondo” y el “Festival de la toronja” en la Isla de la Juventud.

Participó en todos los festivales de la música cubana que se realizaron el antiguo Campo Socialista, así visitó Moscú, Praga, Budapest y otras ciudades que integraban ese bloque. También fue testigo y animadora del “Festival de la Canción Política”, con el cantante Alberto Cortez.

Entre 1995 y 1998 viajó a  Argentina con un contrato de trabajo en la radio, para su sorpresa, fue elegida entre cientos de participantes de todas las emisoras del país como la mejor conductora, le entregaron la “Rosa de Plata” y, para más emoción, el premio lo recibió de manos del compositor  Mario Clavel, autor de la inolvidable canción “Somos”.  Además obtuvo tres menciones. El programa que tanto reconocimiento le proporcionó se titulaba Te voy a decir y estaba dedicado a la divulgación de la música cubana, sus autores y cantantes.

Ya en Cuba participó en un Festival de Cha cha chá, con Enrique Jorrín y su orquesta, que siempre se realizaba en La Habana Vieja. Para presentar el espacio radial De todo un poco y Algo Más, ella consultaba al historiador Eusebio Leal sobre el lugar donde se iba a presentar el programa.

Esta laboriosa mujer es miembro  del Tribunal de Locutores, Presidenta de los locutores de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y Secretaria General de la Federación Hispanoamericana de Locutores.

Ha obtenido distintos galardones y condecoraciones como: Artista de Mérito, Distinción por la Cultura Nacional, Hija adoptiva de Ciego de Ávila, Medalla por los 85 años de la Radio Cubana, Medalla Antero Regalado (otorgada por la Asociación Nacional  de Agricultores Pequeños) y la Orden Félix Elmuza (que entrega la Unión de Periodistas de Cuba).

Nos despedimos de  Marialina deseándole éxitos en su todavía larga carrera, que sabemos no abandonará jamás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × dos =

| Newsphere por AF themes.