22 de julio de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

¿Es Gandhi, Martí o Jorge Rivera?

Jorge Rivera es un actor cubano que ha ganado un lugar en el competitivo ámbito radial y televisivo pues ha sido protagonista indiscutible de numerosos programas y si carrera artística recorre un amplio diapasón en diversos formatos.
Jorge Rivera

Jorge Rivera

A los doce años, Jorge Rivera comenzó a recitar poesías. El hermano mayor lo familiarizó con textos de Martí y Villena, mientras el adolescente daba sus primeros pasos en la escritura de poemas.

 La escuela, los actos públicos y el Movimiento de Aficionados fueron sus primeras actuaciones hasta profesionalizarse en el Conjunto Dramático de Ciego de Ávila a los 21 años.

Después de una prueba en el ICR ante micrófono, frente a Marta Jiménez Oropesa, logra trasladarse a La Habana, y comienza a trabajar en la radio y hacer algunas “piruetas” en televisión durante nueve meses, sin cobrar. Al fin es contratado en el elenco de Radio Rebelde y se une a la programación dramatizada para niños y adultos.

Entre los momentos radiales más significativos que marcaron sus inicios en los medios recuerda la aventura trasmitida por esa emisora: “Guillermo Santiago, el vengador”, que estuvo diez años en el aire.

 De esa etapa, dedica mención especial a Gina Cabrera, a la cual evoca como una directora delicada al tratar a los actores, inteligente y muy preparada.

 En los años 70 participó en varias Aventuras televisivas, humorísticos y otras producciones dramatizadas en vivo: Cumbres Borrascosas, Teresa Raquin, Las ilusiones perdidas; con directores como Vázquez Gallo y Roberto Garriga.

 “A los jóvenes actores de aquella época, tanto en Rebelde, Radio Liberación, Radio Progreso y en la televisión, nos tocó codearnos con figuras que traían una importante experiencia anterior. Por mi formación teatral siempre puse mucha atención a lo que decía el personaje, sus motivaciones y la manera vocal de trasmitirlo”.

Rivera ganó un lugar en el competitivo ámbito radial por su amplio diapasón en diversos formatos y se convirtió en protagonista indiscutible de numerosos programas.

Graduado como Licenciado en Literatura Hispanoamericana en la Universidad de La Habana, vuelve a la televisión en cortometrajes, al espacio Aventuras con El guardián de la piedra en 2006, además del humorístico Punto G y ser invitado al serial Tras la Huella, dirigido por Felo Ruíz.

El actor recuerda al director radial Héctor Perez, de quien se siente deudor. A su lado asumió relevantes personajes, por algunos de los cuales le fueron conferidos diez premios Caricato, más otro otorgado por el doblaje del animado: Los sabiondos.

“Una caracterización que hice de forma repetida fue el Caballero de Paris. Además, pude interpretar otros roles inolvidables en la radio: Leónidas Trujillo, Gandhi, Alejo Carpentier y José Martí”.

Jorge Rivera reconoce el gusto por encarnar figuras históricas, estudiarlas, profundizar en sus vidas y pensamiento, y la predilección por los acentos extranjeros.

El dominio del inglés le posibilitó actuar en coproducciones cinematográficas, además de participar en el filme Río Negro y hacer la voz en off de Lezama Lima en el largometraje El viajero inmóvil, dirigido por Tomás Piard en 2008.

Volvió al teatro años después con el director Huberto Llamas, al tomar parte en Santa Camila de La Habana Vieja, Andoba, Las Yaguas, Madre Coraje y sus hijos, y otras puestas de la mano de distintos directores. En montajes más recientes ha regresado a Santa Camila y Andoba, pero siempre extraña la radio y la televisión.

Entre tantos colegas menciona a Aurora Pita, Miriam Mier, Magui Castro, la empatía lograda con Julio Alberto Casanova, Emilio del Valle y el vínculo con los directores Moraima Osa, Gilberto Enríquez y los hermanos Luberta.

 Ganador del reconocimiento Maestro de Radialistas, de tres premios en Festivales Nacionales de la Radio, Pequeña Pantalla, ACTUAR por la Obra de la Vida, Artista de Mérito de la Radio Cubana y Micrófono de la Radio, la huella de Jorge Rivera es imborrable después de cincuenta años dedicados al arte.

Al pedir su consejo para los jóvenes que empiezan, el artista recomienda:

“Disciplina, estudio y entrega al personaje. La radio es extremadamente difícil y a mí me ha dado resultado acompañar la emisión vocal ante el micrófono con algunas acciones físicas. Hay que hacer uso de la imaginación y sentir, porque, como me dijo una vez Rogelio Leyva: Lo que se siente, se proyecta”.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − seis =