envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

“Es necesario vincular la parte técnica a la artística”

Destaca el ingeniero Carlos Aguiar, Premio al Mérito Técnico de la Radio Cubana en el 2017

Carlos Aguiar nunca consideró que su desempeño profesional ameritase un premio de tal envergadura, porque tampoco trabajó pensando en eso. Sin embargo, no deja de reconocer que es válido, en tanto reconoce la labor de esos que detrás de cada equipo, muchas veces desvencijado por el tiempo, buscan la vía de llevar las propuestas artísticas a cada radioescucha en todo el territorio nacional y más allá.

Lo cierto es que este ingeniero fue uno de los que obtuvieron este año el premio al Mérito Técnico otorgado por la Radio Cubana, debido a sus años frente a una tecnología que reta al tiempo y se burla de los años.

“Esta distinción no es mía solamente, sino de todos los que de una forma u otra han estado todos estos años colaborando desde el punto de vista técnico para que la radio salga al aire diariamente y con calidad. Yo me he quedado asombrado con este reconocimiento, no pensaba que mereciera tanto; pero es bueno que a los técnicos, en general, se les reconozca su trabajo”, indica Aguiar.

El ingeniero comenzó a trabajar en la radio en 1989, aunque desde antes ya se había incorporado a los medios audiovisuales. Esto le permitió vivir diferentes etapas tecnológicas que, a su juicio, viajan casi a la velocidad de la luz.

“Yo fui partícipe de muchas etapas de cambios tecnológicos: el empleo de la cinta, el disco compacto, el proceso de informatización…Siempre mis compañeros y yo teníamos que estudiar los aspectos novedosos, en ocasiones con muy poco asesoramiento extranjero.

“Ahora hemos llegado a un proceso de digitalización que impone serios retos. Pero nosotros estamos informatizados todavía, no estamos digitalizados totalmente. Aún existe una relación entre la computadora y la consola de audio, y la transmisión de una a la otra es todavía analógica”, señala.

Según el ingeniero, el tránsito a una completa digitalización es un proceso que requiere de una inversión fuerte, aunque en menor escala que la televisión. Más allá de esa realidad, entiende que el personal técnico está calificado para afrontar este desafío, pero debe contar con algún asesoramiento sobre los actuales soportes tecnológicos.

“Yo pienso que con la digitalización se eliminaría una buena cantidad de cableado y de soportes analógicos que provocan ruidos tecnológicos. Indiscutiblemente, la calidad sería mucho mayor”, refiere.

Para Aguiar, es importante no soslayar el sentido profesional de todos los encargados de la técnica radial, y lograr una mayor imbricación técnico- artística.

“Siempre he apostado por esa útil vinculación. El técnico tiene que ser un poco artista, y el artista también debe dominar un poco la técnica. Así es como se logran verdaderos profesionales en este medio. A veces noto una separación que no considero apropiada.

“Por eso es imprescindible superarse y estudiar mucho. Este es un mundo que se está desarrollando constantemente y los cambios tecnológicos son abismales. Incluso, a veces estudiamos todos los días y no alcanzamos a ver ni el 10% de los cambios tecnológicos”, sostiene el ingeniero.

Para este veterano de la ciencia, la radio cubana dispone de muy buena salud y se escucha bastante, en comparación con otras emisoras radiales del mundo.

“Nosotros ofrecemos un producto diferente, con una calidad distinta. Aun así, faltaría diversificar las propuestas y que cada emisora pudiera especializarse como los canales de televisión, ya sea en deportes, música, información…”, concluye el ingeniero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 − 2 =

| Newsphere por AF themes.