envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Hasta que al fin Aurora rompió el silencio

La serie Rompiendo el silencio comenzó este 23 de febrero en Cubavisión

serie Rompiendo el silencio

Tras las expectativas creadas por su postergada salida al aire y por el programa Diálogo Abierto, que contó con la presencia de su colectivo de realización, al fin la serie Rompiendo el silencio comenzó este 23 de febrero en Cubavisión.

Muy cercano a la medianoche del lunes fue transmitido “Aurora”, el primer capítulo de la segunda temporada. Este es un horario bastante tardío para quienes deben cumplir tempranamente sus deberes laborales o procurarse los indispensables suministros del día a día en estos difíciles momentos.

Con unas ajustadas actuaciones en las cuales nada faltó ni sobró en la búsqueda del efecto dramático requerido por la historia de una mujer abusada sexual, física y sicológicamente por su propio hermano, es justo destacar muy especialmente el desempeño de Daysi Quintana, en su victimizado papel protagónico, y de Rolando Chiong, en la encarnación de su incestuoso victimario.

Además de un adecuado tratamiento fotográfico, una edición que acompañó de forma acertada el ritmo del relato y una banda sonora utilizada con el debido sentido de la intención y la ocasión, tuvo a mi juicio esta puesta en pantalla la virtud –mas no el defecto– de que los televidentes nos involucráramos de manera activa en la trama anticipándonos a ella, para a la postre darnos cuenta de que habían sido en vano nuestras previsiones.

Era de esperar –sobre todo entre los cinéfilo– que al irrumpir Heriberto (Rolando Chiong) en el baño donde se duchaba Aurora (Daysi Quintana), se le hiciera una suerte de guiño a la más memorable escena de la película Psicosis, pero no fue así. Del mismo modo, y pese a nuestras anticipaciones, no se les reveló a la joven investigadora y a su madre –las siempre eficaces Claudia Álvarez y Beatriz Viñas– la proximidad que tuvieron con el abusivo personaje detonante del conflicto. Esto tampoco resultaba necesario a fin de cuentas, como no fuera para restarle intensidad al mensaje fundamental de esta serie: es preciso romper las barreras del silencio, y cuanto antes, mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × tres =

| Newsphere por AF themes.