envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Jaime Masó y un libro para salvar la memoria de la cultura cubana

El libro La memoria está ahí del joven periodista cubano Jaime Masó se presentó este jueves en la Uneac

El libro La memoria está ahí del joven periodista cubano Jaime Masó deja en letras impresas las vivencias de un grupo de personalidades de la cultura cubana que tuvieron en la radio y la televisión su punto de partida.

Ese deviene el argumento del texto que emergió de conversaciones realizadas en la cabina de Habana Radio y Radio Metropolitana, afirmó el autor luego de la presentación del volumen en el contexto de la 30 Feria Internacional del Libro de La Habana.

La sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba acogió el fraternal encuentro, donde estuvieron muchos de los protagonistas de estas páginas publicadas por la editorial En Vivo del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

El material de Masó es, al decir del intelectual y prologuista Fernando Rodríguez Sosa, una apuesta por salvar la memoria de la cultura cubana por intermedio de esas historias de vida, muchas veces desconocidas, de figuras insignes y otras quizás no tanto de nuestros medios de comunicación.

Dividida en cuatro capítulos, el redactor recurre a la entrevista para llegar a la espiritualidad de una veintena de mujeres y hombres que se desempeñaron, algunos todavía, como locutores, actores, cantantes, escritores, maestros, presentadores, directores de programas y otras profesiones del gremio.

Corina Mestre, Verónica Lynn, Alina Rodríguez, Aurora Basnuevo, Martha Ibarra y Paula Alí son las mujeres actrices que prestigian el material en una primera parte que tiene por nombre El arte es un hecho colectivo y cuenta también con figuras masculinas y queridas en el cine de la isla: Manuel Porto y Enrique Pineda Barnet.

 Voz, imagen y palabra es el título del segundo acápite que suma las voces de Ángel Ferrera, Argelia Pera, Mareylis Plasencia, Marino Luzardo, Olguita Sanz, Italia Betancourt y Clara Castillo.

Mientras, Mundo y escena presenta a Edmundo Rodolfo González, considerado «voz inconfundible del bolero en Cuba» y cuya formación como músico comenzó curiosamente por su presentación en la emisora CMKX, de Bayamo.

Asimismo, el apartado reserva el diálogo con la trovadora y compositora Rita del Prado, quien encontró en el arte muchas de las respuestas y motivaciones que no le brindó la Psicología, que fue en realidad su carrera de profesión.

La última sección refresca La memoria arranca con Ilse Bulit para recordar la importancia del trabajo de los asesores de la radio y la impronta de esta mujer en la sociedad con artículos siempre polémicos y cuestionadores.

Isabel García, Magda Resik y Reinaldo Cedeño ponen punto final al recorrido literario, que deja deseos de conocer más acerca de cada uno de los protagonistas y esas anécdotas de alegría, dolor, ilusión, entrega y, sobre todo, amor a su trabajo.

En el cuaderno los invitados se desnudan, evocan los nervios en camerino, su salida por primera vez a la escena, su método de concentración, las maneras de hacer cine, radio o televisión en pleno período especial, la emigración de una profesión a otra.

La memoria está ahí no es un libro de relatos encumbrados ni narraciones largas, como afirmara Martínez Sosa, su autor emplea el estilo de preguntas y respuestas para conducir el diálogo de forma directa, sin rodeos.

Así se descubre la dimensión humana de cada personaje, suprimiendo la distancia y frialdad que pudiera provocar el cristal de la pantalla chica, quitando el antifaz y mostrando el rostro quizás desconocido de quien habita detrás del micrófono radial.

El primer «hijo» de Jaime en el interesante mundo de las letras contribuye a revitalizar los archivos de la radio y la televisión cubanas y demuestra que el periodismo desanda por una línea estrecha, muy cercana a la literatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos + 16 =

| Newsphere por AF themes.