16 de abril de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Juan Carlos Travieso: «Cine documental y trova: dos pasiones que se juntan y me acompañan»

Con un director, o mejor, creador en el amplio sentido de la palabra, he podido compartir estas líneas: Juan Carlos Travieso.
Juan Carlos Travieso

Juan Carlos Travieso

Desde Mayabeque a la capital, “Juanca” – para los más cercanos – no deja tiempo a la espera para idear nuevas y diversas propuestas, en las cuales prime la esencia cultural de cada fenómeno por develar y compartir. Sobre estas y otras cuestiones conversamos para el Portal de la TV.

¿Cómo defines Juan Carlos tu relación con el audiovisual?

«Contar historias es mi gran pasión. Descubrir personas de la cotidianidad que tienen cosas invisibles que demuestran su grandeza como seres humanos es lo más lindo que he podido hacer en los últimos años. Mis más recientes trabajos documentales van por ahí; también intento descubrir historias no contadas; indagar en los fenómenos, sobre todo culturales, que marcan la sociedad en que vivo y hablar de sus contradicciones, contratiempos, de los retos que tenemos por delante.

«De ahí mi amor por el cine documental, aunque percibo que continúa siendo un medio de expresión con poco apoyo y no muchas oportunidades.» 

Director de varios espacios televisivos, ¿cuánto significa especialmente Entre Manos?

«En la televisión este año cumplimos al aire los quince años del programa Entre Manos, un espacio dedicado a la difusión de la trova cubana e hispanoamericana. Un proyecto que llevo de brazos como a un bebé que no acaba de crecer lo suficiente, aunque sigue haciendo su propia historia con el paso de los días; acompañando a la poesía y el decir crítico de los juglares.

«La trova lleva consigo el peso de un país, la historia de una nación, su idiosincrasia, el reflejo de sus costumbres, el perfil de un pueblo. Las canciones nos ayudan a conocer y reconocernos, a encontrarnos en ellas. La cultura, en sentido general, tiene esa misión. El cine no es la excepción y el cine documental más. De ahí tal vez la conexión entre el cine documental que hago y la trova que defiendo: dos pasiones que se juntan y me acompañan.

«Para sorpresa nuestra, ahora el canal Cubavisión va a comenzar a producir el programa Entre Manos, que durante quince años se ha realizado en Canal Habana y que, a partir de este momento, mantendrá un espacio nombrado Algo entre manos: una especie de secuela que permitirá difundir allí conciertos y videos de cantautores, mientras que el programa de Cubavisión traslada a esa pantalla el espíritu de descargas trovadorescas que siempre defendió el proyecto original con música en directo. 

«En esos programas – que al final forman parte del mismo proyecto – intentamos acabar con el silencio mediático que, a veces, hay en torno a la trova y sus creadores. Y parafraseando a Gardel…15 años no son nada. Este será, sin dudas, un nuevo comienzo; pero con gusto nuestro equipo acepta el reto.

«Me acompañan en este proceso los productores Liber Espinosa y Yenia Castañeda; la asistente de dirección Mónica Crespo; la asesora Lourdes Villa; en el sonido Jaime Canfux, y los conductores estrellas de mi Entre Manos, Marta Campos y Rey Montalvo; pero se suman otros al elenco como Erick Sánchez, Ariel Díaz, Enid Rosales, Yaima Orozco, Yordan Romero… gente que hace y apuesta por la trova. De igual manera es válido señalar que hemos recibido un apoyo incondicional de la Dirección de Cultura de la ciudad de Santa Clara, la AHS de la urbe y de dos centros culturales muy vinculados a la trova: El Mejunje de Silverio y La Luna Naranja.

«En los tiempos actuales es muy difícil hacer televisión sin asumir alianzas, por eso hemos tocado las puertas de proyectos independientes que también colaboran con la realización audiovisual del programa, tales como Sierra Producciones, Travesuras Films y Rayabam. Hay que significar, en ese sentido, el gran interés que ha tenido la dirección actual de la televisión y, en particular, del canal Cubavisión para lograr que este proyecto esté en la pantalla para el verano y se quede como un espacio que defienda el patrimonio musical que es la trova.

«El camino no ha sido fácil para llegar hasta aquí, pensamos siempre que por su importancia la AHS, el Instituto Cubano de la Música y el propio Ministerio de Cultura brindarían más apoyo a un proyecto como Entre Manos y no ha sido así; pero aprendemos a abrirnos camino, a pesar de todo, porque entendemos el valor de un programa de estas características en las pantallas cubanas.»

Y más allá de Entre Manos, ¿cuánto significa Canal Habana para ti?

«Siempre estoy abierto a nuevas propuestas. He realizado muchos programas diferentes en mi carrera, creo que el principal mérito – si existe alguno –es que ningún proyecto se parece a otro.

«En Canal Habana tuve la posibilidad de inventarme un programa como Los Casichiflados (humor para adultos con títeres, al estilo de los Muppets; pero muy cubanizado). También allí surgió Motor de arranque y otros tantos espacios que tuve la dicha de asumir.

«Ahora solo me queda Entre Manos de todos esos proyectos. Yo creo que es, en definitiva, el que se ganó, por su importancia, el derecho a permanecer en la pantalla y a perdurar en el tiempo. Pero eso implica también una renovación y una búsqueda constante. Y con Canal Habana tengo esas deudas porque me dio la posibilidad de romper mis propios planes, cambiar mis destinos, crear nuevos caminos o maneras de hacer.»

Y si de memorias se trata, queda el recuerdo del “Ania Pino” en tu quehacer creativo…

«Sí, hay un punto donde se une mi pasión por contar historias (el mundo documental con el periodismo), y ese es el concurso “Ania Pino”, otra historia fundada desde el Canal Habana que, durante siete años consecutivos, me permitió organizar este evento que ayudó a preparar y ofrecer herramientas y conocimientos sobre el audiovisual a muchos jóvenes periodistas en formación.

«Y creo que esa es de las cosas más bonitas que he podido realizar. Los muchachos  – hoy periodistas en diferentes medios – creo que agradecen haber pasado por el evento; haber intervenido en los  talleres teóricos y prácticos que potenció el concurso, sobre todo porque fue un espacio para soñar y crear: dos capacidades que los jóvenes no deberían dejar de tener, por tanto considero que hay que seguirles dando esa posibilidad a las nuevas generaciones desde la institucionalidad cubana que, a veces, se aleja mucho de la gente y se encierra en sí misma, sin mirar el potencial que existe a su alrededor. Y eso es mirar la sociedad con luz corta. No nos ayudará nunca a avanzar. En el intercambio, el aprendizaje, la interacción con otros está el aprender y el crecer.

«No quiere decir que deba seguirse realizando el concurso “Ania Pino”, si no están dadas las condiciones; tal vez ese evento cumplió su función durante el tiempo que transcurrió, lo que sí creo necesario es continuar creando espacios de inclusión, donde dialogue la gente, intercambien experiencias y conocimientos con el mayor respeto entre unos y otros, por diferentes que puedan ser los puntos de vista. De igual manera opino que es muy útil el intercambio intergeneracional por el que tanto apostó el “Ania Pino”; no para imponer formas de hacer sino para mostrar los porqués de cada fenómeno. Explicar el pasado nos permite entender el presente y dejar espacio para que los jóvenes, con ese conocimiento, se proyecten al futuro.»

Y luego de estas reflexiones, nos comentas de proyectos sobre el tintero

«Por mi parte, ahora estoy en más de una cosa trabajando. Podría ser una limitante vivir en San José de las Lajas; pero yo solo estoy aprovechando más el tiempo para hacer y contar las cosas que faltan por narrar desde mi terruño.

«De hecho, algunos de mis documentales más recientes los he filmado en mi propia tierra, una provincia naciente que necesita afianzar su identidad y creo que narrar las historias, desde dentro, ayuda también a dejar un rastro donde tanta falta hace.

«Considero que Mayabeque es una provincia olvidada en muchos aspectos y como vivo en ella encuentro motivos para brindarle a mis vecinos, amigos, colegas de terruño todo lo que pueda aportarle a su crecimiento. Esa es la razón por la que “armé” junto a mi esposa Madelen y mi hija Lucía el espacio cultural “Proposiciones”, que subo a mi canal de YouTube semanalmente y que encuentra también amplificación en una radio internacional – Radio Spectro – en Costa Rica: una radio comprometida con el arte.

«En San José también acompaño un proyecto audiovisual nombrado Aventuras Baobabs que, bajo la dirección de mi hija Lucía Travieso Herrera, niños y adolescentes cuentan sus propias historias. Es un proyecto también nacido por iniciativa propia y sin apoyo institucional, pero nos deja muchas alegrías y ya hay trabajos – cortos audiovisuales de ficción – que ostentan reconocimientos en varios festivales y eventos para jóvenes creadores.

«Y aclaro que mi participación en ello es solo de acompañamiento porque considero que los chicos y chicas necesitan contar sus propias historias y esencias sin interferencias en el proceso creativo, sin gente que manipule o coaccione lo que ellos hacen y crean. Ese es el verdadero valor que persigo: que encuentren su propia libertad de creación. Es la única manera de motivarlos, realmente, para vivir la creación.»

Estoy segura que esto es solo un adelanto de las múltiples propuestas que están esperando “luz verde” para echar a rodar por la senda cultural que Juan Carlos Travieso les tiene diseñada. Esperemos buenas nuevas de este creador que no para de activar su propio motor de arranque.

error
fb-share-icon

1 comentario en «Juan Carlos Travieso: «Cine documental y trova: dos pasiones que se juntan y me acompañan»»

  1. Como siempre Juan Carlos Travieso nos deja pasmado de tanta inventiva para lograr hacer mostrando realidades diversas, la maravillosa cultura de este pais idilico de la gran Cuba, felicitaciones y seguir en esa senda , solo falta mas apoyo estatal y tbien empresarial ,pues hay mucho que dar y los recursos son pocos, saludos drsde Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + trece =