envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Juana María Díaz Hidalgo: una brillante actriz

Mery Díaz actuó en exitosas aventuras y novelas de la TV cubana
Juana María Díaz Hidalgo

Juana María Díaz Hidalgo

Como actriz de la radio y televisión cubana, Juana María Díaz Hidalgo, Mery Díaz, actuó en exitosas aventuras y novelas. Para conversar sobre su vida artística recibió al equipo de En Vivo.

Al iniciar el diálogo, enseguida muestra su simpatía y bondad, que asoma en cada palabra dicha con tono dulce. Recuerda que desde pequeña se ponía a cantar los tangos de la legendaria Libertad Lamarque y quienes la escuchaban se maravillaban al ver que sabía tan bien las letras. Cuando llegó a la adolescencia su madre la matriculó en una academia para que estudiara secretariado, ella al segundo año le dijo: “Mamá, quiero ser actriz, no secretaria”.

Su familia tenía un negocio de peluquería, donde acudían varios artistas de distintos géneros, entre ellos se encontraba la excelente cantante de ópera Iris Burguet, quien encaminó a Mery hasta la Asociación de artistas que tenía su sede en Lagunas y Perseverancia, en La Habana.

Allí la joven comenzó sus clases de actuación para la radio con el actor Paul Díaz y su esposa Hortensia Guzmán, mientras que de teatro y televisión las recibió de Julio Martínez Aparicio.

Sus profesores pronto se dieron cuenta de que tenían una actriz en ciernes y la recomendaron para la CMQ.
En ese canal realizó pequeños papeles y también pasó por el famoso “banco verde” (donde los actores esperaban por la publicación de las listas de casting que les permitía realizar algún papel en los espacios televisivos).

Hacia 1953 fue evaluada como profesional, sin embargo encontró poco trabajo; hasta que se produjo un añorado encuentro con el escritor Enrique Núñez Rodríguez. Ella le comentó su deseo de trabajar en Cascabeles Candado, un programa estelar de esa época, donde interpreta el papel de damita joven con algunos bocadillos. Ese fue su debut como actriz.

Después todo fue vertiginoso. La compañía MC Erikson la contrata y trabaja con artistas ya consagrados como Julito Díaz y Agustín Campos. Entre las actuaciones que recuerda con cariño están: Cuatro sábados y Mi familia favorita, con Alberto Insua. En 1956 fue premiada como la dama joven del año, distinción que otorgaba la Asociación de Artistas.

Cuenta con modestia, pero también con orgullo, que la dirigieron los grandes de los inicios de la Televisión Cubana: Roberto Garriga, Erick Kaupp, Sirio Soto, Raúl Pérez, Silvano Suárez y Abel Ponce.

Protagonizó novelas como Generales y Doctores, Una tragedia americana, y Crimen y Castigo. Intervino en otros dramatizados como: Horizontes, Con las manos del presente, La comedia del Domingo, Tierra o Sangre con Mario Limonta, Enrique de Lagardere, una aventura que rompió record de audiencia, con el excelente actor Miguel Gutiérrez, y el vizconde de Braguelón.

Ha recibido varios lauros y distinciones como el Premio Nacional de Televisión, Actriz de Mérito; Fundadora de la televisión. Por toda esta historia, Mery Díaz, aunque jubilada, todavía es reconocida como una brillante actriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 16 =

| Newsphere por AF themes.