envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La descarga A Buena Hora: cuando la radio se disfruta diferente

El espectáculo semanal es una excelente oportunidad para deleitarse con la buena música, conocer más a nuestros artistas y comprender que la radio es un medio extraordinario

La buena memoria permite recordar siempre los inicios de lo que luego se convierte en un éxito rotundo.

Por eso muchos de los que asisten cada sábado de 2 a 4 de la tarde al Café Miramar (5ta Ave. y 94, La Habana) saben que la propuesta cultural que disfrutan en ese rato tiene sus antecedentes, ante todo, en la vehemencia de un apasionado de la radio que tuvo años atrás la genial idea.

Si A Buena Hora (programa de Radio Taíno) celebra en este 2019 sus 25 años de creado, buena parte de ese cuarto de siglo puede contarse a través de las ingeniosidades de su director fundador, Manolo Luis, quien se ha reinventado la radio progresivamente para mantener fidelidad en su audiencia, ganar más oyentes y, de manera particular, demostrar que nuevas fórmulas pueden combinarse para que el producto comunicativo sea agradable, inteligente y novedoso.

William Roblejo y Orlando Valle, Maraca, en La descarga A Buena Hora.

Lo que hoy conocemos como La descarga A Buena Hora, espacio que los músicos agradecen y el público necesita, tuvo su despegue tiempo atrás en el Café Cantante del Teatro Nacional, en la noche.

En ese momento, César López y Habana Ensemble eran los protagonistas habituales y lo que allí sucedía quedaba grabado en cassettes Maxel para transmitir al otro día en Radio Taíno.

La ambición necesaria para que los proyectos crezcan abrió paso a lo que, una década atrás, se fundó en el emblemático Club La Zorra y el Cuervo.

Con el apoyo de la tecnología actual, cada espectáculo se disfruta no solo en vivo en el lugar, sino a través de las frecuencias radiales de la FM de Cuba y, más recientemente, a través de audio real en Internet (www.radiotaino.cu).

Desde el punto de vista conceptual se concibe un show que tiene cada semana un anfitrión diferente, que invita a

La cantautora Osdalgia

otros artistas para compartir el rato.

Y conversa, mediante las entrevistas que se entrelazan entre los temas musicales, para revelar secretos de su vida profesional y, en ocasiones, personal.

En La descarga A Buena Hora se disfruta de manera singular un concierto de Orlando Valle (Maraca), de la familia López-Nussa, de Yasek Manzano, Roberto Fonseca, Alain Pérez, Mauricio Figueiral, Canela, Janio Abreu y Aire de Concierto, Tesis de Menta, Idania Valdés, Gustavo González y La Cruzada, Eduardo Sandoval, Athanai, José Portillo y Cauce, de Ivette Cepeda…entre otros.

Es que la magia de tenerlos ahí, tan cerca, riendo, bromeando, improvisando, haciéndole sentir a los espectadores (incluso a los que están del otro lado de la radio) que es ese también su propio espacio…eso es grande.

El trombonista Eduardo Sandoval

Más allá de las condiciones técnicas ideales que se requieren para lograr una transmisión perfecta, de una lluvia inoportuna, de un invitado anunciado que no pudo llegar o de cualquier otro imprevisto, La descarga A Buena Hora, espacio premiado en la Convención Internacional de Radio y Televisión, es ese espectáculo con transmisión radial devenido una excelente oportunidad para deleitarse con la buena música, para conocer más a nuestros artistas y para comprender que la radio es un medio extraordinario.

Las redes sociales multiplican todo lo que sucede (mediante publicaciones en Facebook y Youtube).

La retroalimentación de los seguidores es esencial, en tanto muchos no escuchan simultáneamente el show pero se regocijan de igual manera a través de las fotos y los videos compartidos durante su realización.

La descarga… puede crecer más, ya lo creo. Pueden entretejerse más ideas y mayores alianzas con otras instituciones que pudieran enriquecer la propuesta.

Lamentable es que, aunque no se logre comprender las razones, pocos sean los espacios de divulgación y promoción que incluyan esta propuesta de disfrute que, además, ofrece entrada libre en el centro cultural de ARTEX que la acoge.

Tal vez así, más personas se aventuren a conocer un espacio que, con certeza, se convertirá luego en una opción de reiterada visita. Haga la prueba, usted que me lee. Luego me comenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + diecinueve =

| Newsphere por AF themes.