envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

“La radio y la televisión forman parte de mi existencia”

Omara Portuondo inaugura el Festival Artes de Cuba en Washington el próximo 8 de mayo

Ella desborda cubanía en todos los escenarios del mundo. Ha sido reconocida como “la novia del filin” y “la diva de Buenavista Social Club”. Cultiva géneros musicales diversos, impresiona por su musicalidad y sabrosura. Omara Portuondo (La Habana, 1930) se considera una cantante privilegiada. “He compartido con figuras prestigiosas de Cuba y otros países. Esas experiencias me llenan de alegría, buena parte de ellas registradas en discos y audiovisuales”.


Le satisface integrar la delegación del Festival Artes de Cuba que acogerá el Centro Kennedy de Washington del 8 de mayo al 3 de junio.

“Actuaré el día de la inauguración en el teatro Eisenhower, donde también se presentarán la Orquesta Miguel Faílde, Jorge Luis Pacheco, Aldo López-Gavilán y  otros destacados valores de la música cubana”, comenta.

En especial disfruta la cercanía de graduados del sistema de enseñanza artística. Agrega: “no pude estudiar música como hoy lo hacen los jóvenes, ellos empiezan desde la niñez, aprenden el rigor, el esfuerzo y la disciplina, que exige el arte. Agradezco la ayuda de muchas personas en diferentes etapas de mi vida”.

Omara ha sido protagonista de varios acontecimientos en la historia de la música cubana durante los últimos 50 años, entre ellos, haber sido integrante del elenco de Buena Vista Social Club.

“Al Kennedy…llevaré nuestra música. “Veinte años”, de María Teresa Vera, es una de las composiciones clásicas que siempre me acompaña. El programa incluye diferentes manifestaciones: ballet, cine, teatro, danza. El público estadounidense podrá ver y escuchar el quehacer artístico de Cuba. Llevamos un mensaje de paz, lo necesitan todos los pueblos del mundo”, comenta.

Hace una breve pausa, sonríe suavemente y continúa: “La radio y la televisión forman parte de mi existencia. Debuté a finales de la década del 40 en un programa radial en el que canté en inglés “Stormy Weather”. Ese día, el destacado locutor Manolo Ortega me llamó Omara Brown. Fue un momento lindo. Dicen que soy incansable, el trabajo me da fuerzas. También fui bailarina en el Conjunto de Alberto Alonso en el teatro Radiocentro.

“Por la radio siempre escuché buena música. La calidad no pasa de moda. Las personas son sensibles, reconocen lo que tiene valor. Confieso que soy una eterna romántica, quizá por eso le pongo tanto sentimiento a las canciones de Portillo de la Luz, Alberto Vera y otros compositores de ayer y de hoy.
“Siento un gran orgullo de haber nacido en esta tierra. Me muero siendo cubana”.

Entona fragmentos de varios temas. Ha cosechado elogios y aplausos, no reconoce distancias geográficas, ni olvidos. Ella es la diva de nuestro tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once − 11 =

| Newsphere por AF themes.