envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

“Las instituciones deben vernos como la emisora de la música cubana”

Grisel Chirino resalta la necesidad de promover el perfil tradicional de Radio Cadena Habana
Publicaciones de Grisel Chirino Martínez en Radio Cadena Habana

Publicaciones de Grisel Chirino Martínez en Radio Cadena Habana

Hace cinco años, la destacada periodista Grisel Chirino, de Radio Cadena Habana (CMCH), se sintió un poco escéptica cuando la emisora regresó a sus derroteros tradicionales y reasumió el perfil musical que tenía cuando se creó en 1940.

Después de varios años como subdirectora y reportera de una emisora que ya basaba su programación en propuestas variadas, con énfasis en cuestiones agrícolas de la antigua provincia de La Habana, el retorno al perfil tradicional le imponía una dosis de replanteos profesionales y una búsqueda de nuevos caminos que no enturbiaran su trayectoria laboral al servicio de la información.

La profesional de la palabra pensó por un instante en la cantidad de noticias que podrían deducirse del mundo de la música, en tanto las coberturas se quedarían, quizás, reducidas a búsquedas sobre lo mismo, una y otra vez.

Pero el tiempo se encargó de demostrarle que el diapasón musical cubano es muy amplio y que siempre “hay tela por dónde cortar”. Ahora se siente satisfecha con su función como redactora – reportera del sitio web de la emisora, colabora con los programas informativos y escribe para otros espacios como Señal Habana.

Además, forma parte del Consejo Editorial del Departamento Informativo, integra el Consejo Artístico y está en la Comisión de Calidad. A pesar de que reconoce limitaciones que impiden óptimos resultados, considera que Radio Cadena Habana tiene el potencial suficiente para seguir mejorando su trabajo.

“Reasumir este perfil fue algo realmente brusco y todos teníamos cierto temor. Inicialmente pensábamos que llegaría el momento en que no tendríamos de qué hablar y en realidad no ha sido así. La música cubana es infinita, y no me refiero solamente a la que se está haciendo en estos momentos, sino también a aquella que está olvidada y tratamos de rescatar.

“Las investigaciones nos han demostrado que hay muchos cantantes, músicos y compositores desconocidos; y nosotros nos hemos encargado de traerlos de vuelta”, destaca.

Para Chirino, el rescate del perfil tradicional ha permitido la reafirmación del sello fundacional de la emisora y se corresponde con las aspiraciones de muchos oyentes que pedían que el medio volviera a ser lo que fue desde el principio.

“El cambio no fue tan fuerte para la audiencia, aunque la gente lamentó que el programa Entérese, una revista de facilitación social, variara el contenido y sus objetivos principales. Nuestros oyentes no recibieron eso con mucho agrado, pero al cabo de los dos años ya estaban acostumbrados al nuevo formato y actualmente es uno de los espacios con mayores índices de audiencia en la emisora”, señala la periodista.
Desde el 2011, CMCH ha tenido que reacomodar la programación y convertir la parrilla en un menú de ritmos y sonoridades. Permanecieron algunos espacios como Musicales Habana, con un historial de éxitos dentro de la emisora; pero la mayoría de ofertas tuvo que rehacerse completamente.

“Nuestra programación abarca ahora solamente lo relacionado con la música cubana. No abordamos la música extranjera y tratamos de que todos los géneros estén presentes, desde una rumba o un bolero, pasando por el rock o el reggaetón.

“Las encuestas que se han hecho han arrojado resultados muy favorables y el nivel de correspondencia de los oyentes es elevadísimo. También nos sentimos a gusto con el reporte de sintonía que se hace de manera interactiva en los programas.

“La gente está muy contenta con la mayoría de los espacios, aunque reconocemos que algunos tienen deficiencias y hay que mejorarlos. Todavía tenemos una programación bastante nueva y solamente la práctica hará que las cosas salgan mejor”, puntualiza.

Según la reportera, algunos aspectos no han podido superarse en estos últimos cinco años: todavía ciertas instituciones no reconocen plenamente que CMCH es la emisora de la música cubana. Es necesario, destaca, seguir trabajando fuertemente en la promoción del perfil.

“Se supone, por ejemplo, que la mayor cantidad de obras en concurso en el Cubadisco llegaran a esta emisora con determinado tiempo de antelación para divulgarlas. Eso no sucede así.

“Como periodistas cubrimos el evento, pero sería muy provechoso poder radiar esos temas analizados por el jurado, para que el pueblo los vaya conociendo. Nosotros solíamos hacer remotos en vivo desde el Cubadisco, cuando aún no éramos la emisora de la música cubana. Eso tampoco se está haciendo.

“Es importante, además, mejorar la calidad del transmisor, pues muchas personas no reciben la señal con claridad y se les imposibilita sintonizar con éxito la 99.9 de la FM.

“Por otra parte, no somos una emisora nacional, sino provincial. Nos escuchan en La Habana y en algunas zonas aledañas. Por tal razón, no podemos cubrir eventos que suceden en otras provincias. Creo que ese es un aspecto que debe resolverse con el tiempo, contando siempre con la visión amplia de la Radio Cubana”, concluye Chirino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 4 =

| Newsphere por AF themes.