envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

María Valero, actriz inolvidable

El gran talento de la española distinguió a muchos espacios radiales durante los años cuarenta

La historia de los medios electrónicos cubanos le debe mucho a la última oleada migratoria española. María Valero, continuadora de una tradición familiar artística, fue enfermera republicana en el Madrid sitiado. Tras la derrota tuvo que emigrar con su familia a La Habana.

A fines de 1939 debuta como actriz en Radiodifusión O’Shea (CMCF). Para 1941 trabaja en el Teatro Principal de la comedia. Como parte de la Compañía del español Nicolás Rodríguez lleva a escena la obra “Casa de Mujeres”. En Radio Lavín alterna con el Cuadro de comedias de su coterráneo Marcelo Agudo -padre español y madre cubana-.

Para su meteórico tránsito por la radiofonía habanera le alcanza menos de una década: en Radio Lavín participa en El cuento radiofónico, junto a Santiago García Ortega y Mario Barral López1. Crea y adapta narraciones y relatos.2

Desde mayo de 1941 en RHC, Cadena Azul, deviene pareja protagónica con Ernesto Galindo3 en La novela del aire, donde realiza cientos de roles4.

En 1942 la Asociación de la Crítica Radial e Impresa (ACRI) la selecciona “la actriz dramática más destacada”. Esta distinción la reitera sucesivamente entre 1944 y 1947.

Cuando Sabatés5 crea en CMQ Radio La novela de las cuatro -entre lunes y sábado-, María  la inaugura con “El cisne negro”. En paralelo, actúa en La novela de las 2:30 p.m. de esa planta y en La novela del aire, en RHC. De la emisora de Trinidad sale definitivamente en mayo de 1945.

Actúa en Barral, Alta Comedia, espectáculo creado y dirigido por Mario Barral López6, que escribe narraciones y adapta cuentos.

Durante 1944 estrena “Retaguardia”, de Mario Barral López, en el Teatro Principal de la comedia, el 29 de febrero. Conforman el elenco: Barral (Pae); María Valero (Diana Italini); Santiago García Ortega (Yamato) y Paco Alfonso (Andressof).7

Con el Grupo Theatralia8, en enero, realiza la puesta en escena de “Campo traviesa”, de Felipe Sassone, con la dirección de Enrique López de Alarcón. Trabaja junto a María Tubau, Carlos Badías, Asunción del Peso, Miguel Llao, Eduardo Casado, Carmen Ignarra, Agustín Campos, Eva Vázquez y Carlos Paulín.

En febrero estrenan “Orden de amar”, comedia de Rudoplh Lothar y Fritz Gottwald, bajo la dirección de Nicolás Rodríguez. En el elenco se encuentran: Esther Borja, Mario Docal, Jovino García, José M. Aparicio, Gaspar de Santelices, Rafael Ayala e Hilario Ortega.

Junto a Otto Sirgo, Andreina Dubar, Agustín Campos, Reinaldo Ascensio, Antonio Rodríguez, María Marques, Carlos Paulín, Alberto González Rubio, Asunción del Peso, Herminia de la Puente, María Pardo y Enrique Santiesteban, en marzo llevan a escena “Tovarich”, de Jacques Duval, con la dirección de María Tubau. Los decorados estuvieron a cargo de Mario Arellano y la escenografía de Luis Márquez.
 
María Valero y Carlos Badías actúan en “El collar de lágrimas”9, de José Sánchez Arcilla, transmitida por CMQ Radio en el espacio La novela Kresto (lunes a viernes, a las 8:30 p.m.)10.

El 12 de marzo de 1948, esa emisora se traslada a Radiocentro en El Vedado. El 1 de abril se estrena El derecho de nacer, de Félix B. Caignet, que desencadena un fenómeno comunicativo descomunal y se inscribe en la memoria colectiva de un continente. En el rol de Isabel Cristina del Castillo -novia de Albertico Limonta- aparece María Valero, “la estrella del espacio”, precedida por su aureola teatral y su famosa pareja con Galindo en La novela del aire.  

Su actuación se  anuncia desde el principio pero hasta septiembre de 1948 -cinco meses después del  estreno- la actriz cobra mensualmente mil pesos sin aparecer en la trama. El día anterior, Caignet le dijo: “Eso es para que veas que el personaje tarda pero llega”. Desde entonces, y por casi  tres meses, estremece a las audiencias.

En la noche del 25 de noviembre de 1948,  María concluye su actuación en el último capítulo de “Un grito en la noche”, del folletín Hiel de vaca (7:35 p.m., lunes a sábado) en el Circuito CMQ Radio,  donde Mary Munne estrena su adaptación de la novela de Pedro Mata.11

Sale de la emisora junto a amigos y colegas; llegan al Malecón habanero para observar el paso de un cometa. Allí un auto la atropella y fallece.

Su sepelio12 conmovió a La Habana.  A solicitud popular, CMQ Radio suspendió todas sus transmisiones y las firmas, emisoras y artistas de entidades rivales se unieron en homenaje póstumo. Ante su muerte, Caignet dio una conmovedora declaración a la prensa:

“Con María se ha muerto un gran pedazo sentimental de mí mismo.

“Porque de las entrañas de mi fantasma de autor -entre otros personajes de El derecho de nacer– un día nació una muchacha linda y rubia, amorosa y rebelde, a quien en el Jordán de mi capricho, bauticé con el nombre de Isabel Cristina del Castillo.

“Tuvo por cima un script de radio y a pesar de haber nacido como un fruto lógico de una concepción idealista, no tenía vida, no tenía voz. Entonces le supliqué a María Valero que le diera su alma, su vida y su voz de maravilla a mi hija; sin voz, sin alma y sin vida. ¡Y el prodigio se hizo!

“Isabel Cristina del Castillo, la heroína de El Derecho de nacer, se humanizó. Tuvo vida, alma y voz, en la voz, el alma y la vida de María Valero, se realizó la divina amalgama del autor coincidiendo un tipo y la actriz genial impartiendo impecable encarnación. Y para mí como autor y para el público oyente de la nación, María Valero llegó a ser una mujer más de nuestra humanidad que siente, ríe, llora y ama.

“Lo que nunca pude concebir fue que mi personaje romántico pudiera morirse.

“Todo lo concibió mi imaginación de autor, fingiendo le había trazado una senda de dolor para al final hacerla muy feliz, al fundirse su amor con el amor de Albertico Limonta; pero esta mañana al despertarme experimenté gran dolor, uno hacia al verla inmóvil sobre la cuna, script de radio, tal como naciera de mi entraña de autor; el cuerpo en sí, vida sin alma y sin objetivo de Isabel Cristina, la hija de mi fantasía. Y eso que la vida, el alma, la vida de María Valero se había ido para siempre de este mundo”.

Notas y referencias:
1Colegas en la actuación en el espacio y en la confección de sus libretos.

2 De su autoría, se emitieron ese año en enero y febrero: “La barrera de B. Gervaise”; “El hombre que hacía dioses”, de Stephan Yobars Kas; “El minuto decisivo”, de G. San Clair; “Su risa”, “Triste carta de una emigrante enamorada del caballero audaz”, “La alta” y “Bajo el cielo de Sevilla”.  

En marzo: “La sidra que sabía a sangre”, de José Francés y “La manía de Doña Micaela”, de Orlando Gil.
En abril: “El árbol”, de José Francés.

En diciembre: “Y le segaron los senos”. En la obra aparece su  estremecedor testimonio como enfermera de la Guerra civil española (1936-1939).  

3  Desde 1936, con Marta Martínez Casado, en El Teatro radial de El Progreso Cubano, actúa por dos años. En CMQ trabaja como pareja de Enriqueta Sierra de en la Novela Radial. Actúa en una de las primeras adaptaciones radiales de aventuras: “Cucho Montero, el sargento temerario”. En Cadena Azul –por 5 años-participó en los  éxitos de La novela del aire. Trabaja en Los Tres Villalobos. Dirige obras dramáticas de Mario Barral: “Aquí el diablo es quien manda” y “Retaguardia”. En el elenco estaban: María Valero, Fedora Capdevila y Mercedes Díaz. Hace doblajes de Robert Taylor, Robert Cummming y Patrick Knowl en Hollywood, para filmes como: “El puente de Waterloo”, “La dama de las camelias”, “Corrientes ocultas”, “La senda prohibida”. Hizo Teatro. En Unión Radio y el Canal 4, hacía tres espectáculos diarios: “César Valiente”, “Al llegar la primavera”, “Madres culpables” –con las actuaciones de Rolando Leyva, Marta Martínez Casado y Raquel Revuelta, respectivamente-.

4 Entre sus primeras novelas literarias destacan: “Al abismo”, “Dos mujeres”, “El mensajero del rey”, “Doña Bárbara”, “Sangre y arena”.

5 Filial de la transnacional Procter & Gamble.

6 Publicista, locutor, dramaturgo, poeta, productor-director de radio y televisión. Autor y director de las primeras telenovelas cubanas: CMQ Televisión (Canal 6). La Novela en Televisión (lunes a sábado, 1:30 p.m.) Del 1 de octubre de 1952 al 31 de marzo de 1953. En los sesenta, escribe y dirige “Santa Bárbara”, la primera telenovela del mercado hispano en Estados Unidos.

7 “Un drama que contiene la esencia sicológica de la guerra actual. Exalta el amor a la libertad y a los principios decisivos porque luchan las Naciones Unidas (…)”.

8 Sociedad dramática nacional de La Habana. Presidente: Roberto G. Mendoza. Grupo de vida efímera en nuestra escena. Su primera actuación pública fue el 22 de diciembre de 1943. Pretendía dar una alternativa al Patronato del teatro, Teatro Universitario y la Academia de Artes Dramáticas: “Theatralia nació con algunos integrantes del Patronato del Teatro inconformes con la vía escogida para vigorizar el gusto por el teatro y mejorar el ambiente teatral, para ampliar la ofensiva a favor del teatro, enfocado simultáneamente al público, al autor y al actor”.

9 Sus 965 capítulos concluyen el 31 de diciembre de 1946.

10 Mientras se difundía La novela del aire en RHC.

11 Aunque era exclusiva de Crusellas, fue autorizada a actuar en El derecho de nacer, de CMQ Radio, patrocinada por el chocolate vitaminado Kresto, en el espacio Kresto en el aire (8:25 p.m. a 9:00 p.m., lunes a sábado). La radionovela Kresto precedió a Vidas pasionales y Kresto en el aire, con similar horario y protagonistas.

12 Solo comparable con de Rita Montaner, La Única, 10 años después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 − 1 =

| Newsphere por AF themes.