envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Migdalia Calvo: “Me gusta la vida con letras mayúsculas”

Entrevista a la guionista de varios programas infantiles, Migdalia Calvo
Migdalia Calvo

Migdalia Calvo

Migdalia Calvo hace 17 años se jubiló de los medios, pero continua en la televisión como guionista del programa infantil Tren de maravillas. Se considera una persona algo difícil de describirse, porque a lo largo de la vida, diferentes situaciones, condicionaron ciertas variaciones en su carácter. Pero, en general, se reconoce una persona bastante optimista, algo impulsiva, con un carácter aceptable, aunque en contextos extremos reacciona con ímpetu.

Le gusta la vida con letras mayúsculas y en todas sus formas. Además de amar a las demás personas, y en particular a los niños, también ama lo que viva y se desarrolle. Ha conocido a muchas personas: su familia, compañeros de estudio, de trabajo, de movilizaciones, y vecinos, en diversos momentos y diversas relaciones. Pero, tiene la suerte de conocer a gentes buenas y valiosas. Ellos le enseñaron que la amistad se brinda siempre y que el apoyo, llega de la mano de un buen amigo, cuando más se necesita.

Trabajó en diferentes giros y tiene muy buen recuerdo de la mayoría de sus compañeros. Con ellos compartió tareas laborales y en muchos casos, le enseñaron los secretos de la profesión.

Migdalia es espontánea y tiene elevadas dotes de comunicadora, ambas características fueron el leitmotiv para hacerle algunas preguntas sobre su profesión.

¿Cuánto aportó a su desarrollo profesional y humano la televisión?

Para mí la comunicación es de vital importancia entre los seres humanos, y la televisión es un excelente medio de llegar a muchísimas personas. Pero según es de eficaz, lo es también de exigente, en cuanto a la calidad de los mensajes, tanto en forma como en contenido.

Con esto digo, que trabajar en la televisión, implica estudiar sin parar. No es posible desenvolverse en una especialidad, sin conocer la labor del director, del editor, del musicalizador y, en general, de todos los integrantes del programa. No se trata de sustituir especialidades, sino conocer que pueden hacer y cuáles son las limitaciones existentes.

Desde el punto de vista humano, lo veo como la importancia y responsabilidad social de los trabajadores del medio. En nuestro sistema de televisión, cobra una importancia fundamental cualquier mensaje emitido porque, casi siempre se toma como una verdad absoluta, “lo dijo la televisión”.

Además, poseer un televisor es sentirse como el “dueño” de la programación, por eso es tan importante ser sensibles y estar muy al tanto de las demandas y necesidades de los televidentes, sin perder nunca de vista cuánto pesa, en el plano cultural, cada mensaje emitido.

 

¿Cuándo entró al medio?

Por mi especialidad, (psicología), cuando todavía trabajaba en el Ministerio de Educación, participaba, junto a otros compañeros, en el programa Nuestros Hijos y en uno radial, titulado ¿Qué piensa usted Profesor?

Ya desde ese momento empezó a cautivarme la magia de la televisión, el momento de pensar en un programa, su resultado en pantalla hasta su repercusión en los televidentes.

Más tarde, cuando se celebró el Año Internacional de la Infancia, me dieron la tarea de pensar, participar en la realización y conducir un programa hecho en los estudios de la televisión universitaria. Este espacio se llamó Comienza con la Vida, y estaba dirigido a los padres con hijos de edad prescolar.

Quizás, la transmisión del programa, haya sido uno de los momentos más agradables en mi quehacer profesional. Todos los compañeros realizadores formaban una gran familia, y a mí me acogieron como una más. Tony Lechuga, Jorge Gómez, y quienes ya no están con nosotros, como Douglas Ponce y Julio Puertas, fueron unos excelentes iniciadores en el “contagio del amor por la televisión”.

¿Entonces entró al medio definitivamente como psicóloga y luego devino en guionista?

No, lo de guionista es más reciente. Entré a trabajar en la televisión, en el antiguo Canal 6, como asesora de programas, en la redacción de espacios educacionales, dirigido por Marta Hernández. Allí, estuve rodeada de compañeros muy valiosos, de la Redacción de Programas Infantiles Juveniles, dirigida por Vilma Montesinos.

En aquellos momentos se atendían muchos programas por las dos redacciones, había un salón central para todo, pero sobre todo, era increíble el ambiente de trabajo. Podía decirse que se respiraba la creación y el intercambio entre guionistas, escritores, músicos, directores, asesores y demás especialidades, era constante.

Se discutían los proyectos, las propuestas, los resultados y en todos los casos se buscaba la mejor oferta televisiva.

¿Cuáles han sido sus desempeños en la programación televisiva?

Después de trabajar un tiempo como asesora se creó anexa a la redacción de programas educacionales, la redacción de programas variados y me pusieron al frente. Luego asignaron a esta redacción los programas de cinematografía con énfasis en los que tenían comentarios de especialistas.

Pasado algún tiempo dirigí la Redacción de Programas Cinematográficos, y allí pasé varios años hasta que volví a desempeñarme como asesora de programas, cargo con el cual me jubilé, por razones familiares, hace ya 17 años.

En todo ese lapso escribí para algunos programas y he sido “culpable” de la salida al aire de algunos de ellos, con énfasis para las programaciones de verano. Propuse los espacios Cuadro a Cuadro, Los Detectives, Pasos de baile, Figuras del cine, Contar cuentos, Todo en Cine y Dojo en Televisión, algunos de ellos perduraron en pantalla.

Junto a Julián Pérez creamos el espacio Arte 7, previsto para un breve tiempo al aire, pero permanece. Para el mismo trabajé varios años como asesora y también como guionista.

Escribí guiones para Contra el Olvido, La Terraza de Dulce Estrella, Conversamos con Tía Sol y Muy cerca de ti, los tres últimos, dedicados a apoyar los contenidos educativos de la educación primaria, Contraplano, dedicado a realizadores de cine y varias temporadas de Fe de Vida, para los adultos mayores.  Entre los dedicados a los niños, están Pipepa y Pirolo y Cinecito en TV. Este último es un proyecto pensado por mí y por Joaquina Martínez.

De conjunto con mi sobrina, Dania Calvo, también guionista y asesora de la televisión creamos varios espacios como Cuarenta semanas y más, y otros para las temporadas de verano como Cuentos que sí son Cuentos, Las sagas fantásticas, Pasos de baile y Todo en Cine.

Es probable que se me quede algún espacio, porque mi memoria ya no está como 20 años atrás.

Además de Tren de maravillas ¿qué otros espacios escribe en la actualidad?

El Tren de maravillas es un proyecto muy querido. Lo creamos Joaquina Martínez y la ya fallecida querida compañera Edilia Cabrera y yo.

Tuvo su primera emisión el 19 de julio del 2003, con 57 minutos de duración, porque solo contemplaba cortometrajes animados. Posteriormente, en julio del 2014, comenzó con películas, pero con una hora y 27 minutos de duración. Y ya en ese mismo año, en la programación de verano, aumentó su duración a dos horas y 27 minutos, que conserva hasta el momento actual.

Yo lo escribo desde su primera emisión y me siento feliz de que se mantenga el mismo colectivo con el que comenzamos. El otro programa para el que recomencé a escribir es Pipepa y Pirolo.

 

Le gusta escribir para los niños ¿Por qué?

Sí, me gusta mucho porque los niños son como esponjitas, que asimilan con celeridad las enseñanzas. Ellos están en desarrollo y poder aportar, aunque sea un granito de arena, a su formación, es algo de mucha satisfacción.

Cuando escribo algún texto, siempre me anima el propósito de llegar a las emociones, a los sentimientos y colaborar en la formación de valores como la amistad, la honestidad, la honradez, la valentía, el amor por la familia y otros.

Los niños de hoy serán los que llevarán adelante el futuro, y todos los que influimos en su formación, somos los responsables de garantizar un buen relevo.

¿Es usted de las personas que llevan un niño dentro?

Si eso significa confiar en los demás, tener esperanzas de futuro, dolerse del mal ajeno y alegrarse con el bien de los demás, sí, puede ser.

¿Algunas recomendaciones para quienes se deciden a escribir programas para los más pequeños?

En primer lugar, respetarlos y elegir las palabras más adecuadas, que estén al alcance de su comprensión, sin abusar de los diminutivos, expresar con claridad los contenidos, darles a conocer el mundo en que vivimos, de la forma más bella posible, pero ajustándose a la realidad, estudiar con recurrencia el entorno de su desarrollo y reforzar en los textos aquellos conceptos positivos para su formación.

Lo demás, es conocer las características de la edad para quien escribimos, su nivel de desarrollo y comprensión, la extensión de los parlamentos, en fin, crear una interconexión entre quien escribe y quienes lo reciben.

¿Reconocimientos obtenidos en su carrera?

No son muchos, pero estoy muy agradecida de ellos. Soy Artista de Merito de la Televisión, y recibí el Sello Aniversario 65 de la Televisión Cubana.

Además, de forma colectiva, soy acreedora reconocimientos por diferentes espacios.

 

¿Cuáles son los valores más admirados por usted de la especie humana?

La solidaridad, la honradez, la sinceridad, la alegría, la confianza, la capacidad de entregarse a una obra, sin poner por delante el beneficio personal, aunque también este es importante. Admiro a quienes cada día despiertan con el propósito de seguir adelante, de ser mejores personas y de ayudar, en la medida de sus posibilidades, a hacer mejor el mundo en que vivimos.

 

¿Hay Migdalia para rato en la televisión cubana?

Sinceramente, no lo sé, ni me lo he preguntado de esa manera. Confieso que cuando el cuerpo me recuerda los años, me preocupa una posible declinación de la mente. Pero eso, no pesa mucho pues estoy determinada a continuar en el medio siempre y cuando me ofrezcan trabajo. Pondré todo mi empeño en hacerlo de la mejor manera. Mientras tanto, trabajo con amor y responsabilidad, sobre todo para quienes merecen lo mejor, los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 1 =

| Newsphere por AF themes.