envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

“Mis sueños de niña, la Revolución los convirtió en realidad”

Apunta Nila Sánchez Luis, actriz de radio, televisión y cine
Nila Sánchez Luis

Nila Sánchez Luis

La conversación, o más bien el monólogo de Nila, pues a esta excelente comunicadora no hay que hacerle muchas peguntas, fluyó en cuanto le explicamos lo que pretendíamos.

Habló primero de origen campesino. Nació en Tamarindo, provincia de Ciego de Ávila. En su casa había radio y ella se extasiaba escuchando todo lo que podía, en esa “cajita mágica”.

Un día le dijo a su familia que quería ser artista. Comenta sonriente que ni ella mima sabía lo que era ser artista. Cuando triunfa la Revolución se incorpora a todas sus tareas. En 1961 deviene alfabetizadora y, posteriormente, le otorgan una beca para cursar el nivel de Secundaria Básica en La Habana. Recuerda que su escuela se llamaba “Manuel Bisbé”.

Su familia se traslada para la capital y, en 1962, Nila recibe otra beca para estudiar canto en la recién creada Escuela Nacional de Arte (ENA). Sin embargo abandona esos estudios porque se casa muy joven; cuando se deshace el matrimonio, su vida da un cambio de 360 grados.

Destaca que es prima de ese grande de los narradores deportivos, el inolvidable Eddy Martin. Él la visita en su casa y le dice que en el entonces Instituto Cubano de Radiodifusión (ICR) abrirían un curso para formar actores. Enseguida ella logra incorporarse y aprende con profesores espectaculares como: Alejandro Lugo, Alden Knight, Alfredo Perojo y Julio Lot.

Esa preparación dura tres años, en los cuales conoce a quienes hoy son grandes artistas: Maggie Castro, Teresita Rúa, Irela Bravo, Pedro Rumbaut, Julio Hernández y muchos más. Esta fue la primea escuela de actuación que hubo en el ICR, acota.

En la década del 70 hacía radio por la mañana y televisión por la tarde y la noche. Ella comenzó haciendo aventuras ya como protagonista. Recuerda La conjura de la Ciénaga, con Miguel  Navarro, Pedro Álvarez y Verónica Lynn.

Trabajo en más de una decena de aventuras con el excelente director Erich Kaupp. Actuó en los espacios Horizontes, Grandes Novelas y en varios teatros, todo esto sin abandonar la radio,  a la que se vincula desde 1980 de manera permanente. Ha integrado los colectivos de Radio Liberación, Radio rebelde, Radio Arte y Radio Progreso.

A lo largo de su trayectoria profesional ha encarnado disímiles personajes para los dramatizados más populares de Radio Progreso: Agente especial, Novela de las dos, Clave 830, Tu novela de amor, Así se forjó la Patria y Nosotras. A este último le dedicó 15 años de su vida.

Formó parte del elenco del programa infantil La familia Pirulí. Para ella fue difícil hacer de niña, pero reconoce que lo ha logrado con la ayuda de talentosos directores y asesores radiales como: Carmen Solar, Caridad Martínez, Gilberto Enríquez y Héctor Pérez. Estos y muchos otros profesionales del medio inspiran en Nila gran respeto y agradecimiento.

En un momento del diálogo le recordamos su actuación en una de las mejores telenovelas cubanas en la década del noventa: El naranjo del patio. Ella  sonríe y nos dice: “esa novela marcó un poco o mucho mi vida en la televisión”.

Recuerda con mucho cariño a su entrañable amigo Miguel Navarro, a Marta del Río, Noel García, al colectivo en general y también al director, porque juntos trabajaron verdaderamente unidos, tanto que sufrieron cuando se terminó la filmación.

Actuó en tres filmes con directores alemanes.

Para concluir la entrevista recalca su agradecimiento especial a varias personas muy queridas: Oscar Luis López, Nilda Collado y Carmen Pujols, quien le enseñó a hacer la voz de niña en el programa Tía tata cuenta cuentos. Y sobre todo agradece a la Revolución, “porque sin ella no hubiera sido lo que soy hoy. Mis sueños de niña, los convirtió en realidad”.

Nila ha recibido varios reconocimientos, entre ellos: premios Caricatos,  Caracol, en los Festivales de la Radio, la condición Artista de Mérito del Instituto Cubano de Radio y Televisión, los sellos por los aniversarios 80, 85 90 y 95 de la Radio Cubana, el Sello de Laureado, la medalla “Raúl Gómez García” y la del Aniversario 40 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × dos =

| Newsphere por AF themes.