envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Néstor Jiménez: navegar al puerto seguro de la actuación

Este versátil actor revela cómo quiso convertirse en actor
Néstor Jiménez

Néstor Jiménez

Luego de algunas semanas de la conversación con su hermana, la talentosa Luisa María Jiménez, al fin el equipo de En Vivo concertó la entrevista con Néstor Jiménez.

Perseguíamos a este carismático actor porque deseábamos saber cómo y por qué los dos hermanos eran actores, descubrir el secreto de su amor por el mismo arte.

Luisa desde pequeña quería ser actriz, pero a Néstor lo apasionaba convertirse en capitán de barco o marinero, “para conocer el mundo”, y se reía de su hermana cuando ella actuaba en las obras escolares. Tanta era su afición por el mar que quiso enrolarse en un barco como marinero.

Nacieron en Trinidad, donde su padre era un reconocido doctor. Cuenta Néstor que el progenitor promovió el surgimiento del médico de la familia, pues andaba por todos los lugares con su carro y amarraba detrás un caballo para, cuando el auto no pudiera entrar en lugares remotos, seguir andando con el animal y visitar a los enfermos.

El interés por la actuación en Néstor apareció siendo estudiante de secundaria, cuando unos amigos lo invitaron a un ensayo de una obra con el instructor de arte que los dirigía, Pablo Dalmau.

Reconoce que quedó fascinado al ver que sus amigos se convertían en los personajes que reclamaba la obra y comenzó a formar parte del grupo. Asegura que Dalmau descubrió en él dotes para la actuación; entonces tenía 13 años.

La familia Jiménez se mudó para La Habana y salió una convocatoria para ingresar en la Escuela Nacional de Arte (ENA). Los embullaron a Luisa María y a él para que se presentaran, fueron aceptados y así iniciaron sus estudios de arte.

Allí pasaron cuatro años con René de la Cruz y unos instructores soviéticos, se graduaron y pasaron directo al Instituto Superior de Arte (ISA), de donde salieron graduados de actuación.

Néstor ingresó en el grupo teatral Bertolt Brecht, dirigido en ese momento por René de la Cruz, allí trabaja por primera vez en “El Carrillón del Kremlin”, haciendo un pequeño papel con el cual se sintió
verdaderamente maravillado al tener al público delante. Después interpreta otros personajes y así queda fascinado por el teatro.

Más tarde incursionaría en la televisión y el cine. En la televisión debuta en el espacio Para Bailar, como animador, junto a un grupo de jóvenes, entre ellos: Albertico Pujol, Mara Roque, Lili Rentería y otros.

Participó en muchos teleplays, también actuó con su hermana en la novela Las Huérfanas de la Obrapía.

Intervino en el filme Los pájaros tirándole a la escopeta, con esos dos grandes de la escena cubana: Reinaldo Miravalles y Consuelito Vidal. Más recientemente, actuó en Fátima o El Parque de la Fraternidad y Regreso a Ítaca Lo han dirigido, entre otros, los cineastas Alejandro Gil y el francés Laurent.

Ahora está inmerso en una obra que se pondrá posiblemente en el verano, dirigida por Alejandro Gil. Ha recibido dos premios Caricato de la Uneac y un CINEMAFES, lauro otorgado en Puerto Rico.


Gracias a este diálogo, En Vivo pudo constatar que con mucha dedicación, respeto y entrega a su profesión, Néstor Jiménez navega con mucho éxito por el insondable arte de la actuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 5 =

| Newsphere por AF themes.