envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Nuestros fundadores: Conchita García

Una artista versátil que devino cantante, locutora y actriz en la radio, la televisión, el cine y el teatro
RHC, Cadena Azul

RHC, Cadena Azul

Concepción Balbón Torrres (La Habana, 23 de junio de 1934 – 26 de diciembre de 1976) fue una artista versátil que devino cantante, locutora y actriz en la radio, la televisión, el cine y el teatro.

Desde niña, compitió en los concursos de aficionados organizados por importantes radioemisoras: La corte suprema del arte, en CMQ Radio, y Las voces nuevas, en RHC, Cadena Azul. No obstante, su afán de superación le hizo estudiar hasta el cuarto año de Construcción Civil y egresar de la Escuela de Artes y Oficios. 

En 1948 –con 14 años– se suma al Cuarteto Siboney1, donde permanece por largo tiempo antes de arribar a El preguntón musical, en Radio Capital Artalejo –donde la nombran Conchita García–. Por esa época, también anuncia una firma de manteca en Unión Radio y realiza diversos roles en programas habituales como Los desvelados y Canciones en la tarde.

Para 1949, es la solista del show Afrocuban Review2, que realiza una tournée de siete meses por teatros de Texas, California, Nevada y en New York –en el teatro Triboro y el cabaret Nevada–.

Un año más tarde canta, en CMQ TV, el jingle del famoso programa Cascabeles Candado, protagonizado por Garrido y Piñeiro; fue por muchos años en CMQ Radio, la voz de su patrocinadora, la jabonera Crusellas.

Entre el 6 de abril de 1951 y el 4 de febrero de 1955, en esa televisora debuta actuando en Ellos dos y alguien más (viernes, 8:30 p.m.) patrocinado por una firma de televisores y refrigeradores, dirigido por Gaspar Arias, con libretos de José Ángel Buesa. Eduardo Egea, Minin Bujones y Salvador Levy le acompañan en una trama donde interpreta a una singular doméstica llamada Jazmín.3

En la primera etapa de la televisión comercial cubana, Conchita fue actriz dramática en importantes espacios: El humo del recuerdo, Gran Hotel, Estudio 15, Fab por el mundo4, Gran teatro ESSO5. También apareció en los musicales: Cabaret Regalías, Momentos musicales, Casino de la alegría y Festival del jueves.

Comparte escena con el Trío Taicuba, Las mulatas de fuego, La Sonora matancera, e interpreta “Dolores Santa Cruz”, en la puesta de la obra Cecilia Valdés, representada por el Grupo de Teatro Lírico de Gonzalo Roig6. En marzo de 1953, en ocasión de la despedida a Ernesto Lecuona que marchaba a España, Conchita asume el reto de actuar en su obra “El cafetal”, nada menos que en el Teatro Auditórium.

Ese año, una fábrica de muñecas, hizo un modelo con su figura y rostro. En 1954, fue candidata a Reina de la Radio en el concurso del periódico Mañana, devino fundadora del Colegio Nacional de Locutores de Cuba y filmó varios largometrajes en los Estudios Churubusco de México: La mujer que se vendió7 y El precio de una vida -versiones cinematográficas de argumentos radiales de Félix B. Caignet- y Yunka, junto a María Elena Marqués. En paralelo, actuó en las emisoras mexicanas XEU y 620.

El 1ro de febrero de 1957 fue contratada como modelo8 y actriz en la productora Escuela de televisión de Gaspar Pumarejo, para la revista Hogar Club, emitida por el Canal 2 (Telemundo).

Allí animó y cantó los lunes, en Sepia Show, actuó en La novela de las nueve (1958) y protagonizó Una voz en la calle -patrocinado por Hernández de Hita- cuya historia televisiva se retransmitía por la radio.

Al triunfo de la Revolución, estuvo entre las fundadoras de las Milicias Nacionales Revolucionarias y en el primer batallón de mujeres radicado en la zona del río Almendares.

Integró la Comisión de locutores que concilió con Osvaldo Dorticós, entonces presidente de la República, las nuevas tarifas del gremio, la Comisión Organizadora del V Congreso Interamericano de locutores9, e impuso a Dorticós el sello del Colegio Nacional de locución.

Recibió un trofeo10 en 1962, al año siguiente fue electa la Mejor locutora del año.

En la televisión pública participó en: Matinée del domingo, como conductora,11 Música y alegría, Melodías de ayer y de hoy, Álbum de Cuba, Revista del domingo, Listo Estudio, Vea. Fue fundadora del Noticiero Nacional de Televisión.

En 1972, representó a nuestro país en los Días de la televisión cubana, en Checoslovaquia, Bulgaria, Hungría y Rumania.

El 26 de diciembre de 1976, mientras animaba un programa musical difundido en vivo, se desplomó en el escenario y fue levantada en brazos por el cantante Harry Lewis y el locutor Rene González Dusaccty. Su despedida de duelo la asumió German Pinelli, el maestro de los locutores cubanos.

Por su talento, consagración y versatilidad, Conchita es también una de nuestras fundadoras inolvidables.

Notas:
Donde une su voz a quienes alcanzarían gran prestigio en el ámbito mediático-cultural: Isolina Carrillo, Joseíto Núñez y Olga Guillot.
2 Junto a Oscar López, Canelina, Isa Mendoza, Las mulatas de fuego y otras atracciones.
3 Una negrita sofisticada y refistolera que respondía a las preguntas mitad en español castizo y mitad en inglés. Al culminar, la prensa comentó: “Una trama amable, risueña, sin complicaciones, tenía elevado rating pero los patrocinadores redujeron presupuesto y decidieron presentar un éxito radial del propio Buesa: Rafles, el ladrón de las manos de seda, protagonizado por Santiago Ríos”.
4 Marzo de 1953.
5 21 de mayo de 1952.
6 En 1976, ensayaba su reposición pero falleció antes de la presentación.
7 Junto a Maria Elena Marqués, Enrique Santiesteban Y Alejandro Lugo.
8 Junto a las modelos: Carmen Rosa Pérez, Marta Jorge, Magaly Diez -la modelo del año-Magaly Reyes, Yolanda Rodríguez Aída Suárez, Dinorah Ayala y Nieves Morales. Ella era la única de raza negra.
9 Celebrado en La Habana durante 1959.
10 Donde también premiaron a Natalia Herrera y Orestes Macías como versátiles.
11 Primer espacio televisivo donde se presentó la Orquesta de Pacho Alonso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 − dos =

| Newsphere por AF themes.