22 de abril de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Palabras, palabras, palabras

En español hay verbos que solo se diferencian por una letrica y este detalle puede cambiar todo el significado de la palabra como es el caso de arrear y arriar, y otras muchas expresiones que debemos asegurar su correcto uso.
el caso de arrear y arriar

Muchas veces hemos escuchado decir que una letrica diferente en una palabra no es definitoria, sin embargo esta afirmación es un error fácilmente demostrable.

En español hay dos verbos que solo se diferencian por una letrica. Se trata de arrear y arriar.

Arrear es un verbo transitivo que significa estimular a las bestias para que echen a andar, para que sigan caminando o para que aviven el paso. Significa también ir, caminar deprisa, estimular o dar prisa y llevarse de manera violenta algo o hurtarlo.

Arrea es también una interjección coloquial para pedir prisa. Esto último hará recordar a aquellos que ya peinamos canas o a quienes nos las cubrimos con tinte, al personaje Kiko de la novela Sol de batey, a quien su ama siempre decía: Arrea, Kiko. Esta expresión quedó por mucho tiempo en el uso de los hablantes del español de Cuba con el tono chispeante que nos caracteriza.

Arriar es un verbo también transitivo que significa bajar las velas o las banderas que están en lo alto y en marinería aflojar o soltar un cabo o una cadena. Debe conjugarse siempre como el verbo enviar y cuando de banderas se trata no debemos usar bajar o subir la bandera, sino arriar la bandera o izar la bandera.

 Es también oportuno insistir en que asta significa palo a cuyo extremo o en medio del cual se pone una bandera. Significa también palo de la lanza, lanza o pica, además arma ofensiva de los antiguos romanos y en anatomía cada una de las porciones, anterior y posterior, de la sustancia gris de la médula espinal.

En marinería significa cada una de las piezas del enramado del buque que van desde la cuadra a popa y proa, en cinegética que es el arte de la caza, el tronco principal del cuerno del ciervo y en pintura el mango de la brocha o del pincel.

Hasta con h inicial es una preposición que denota término o límite y es también un adverbio que significa incluso o aun. Este aun sin tilde.

Por ejemplo:  Voy desde aquí hasta Matanzas.  Aquí es una preposición que              denota término o límite.

                      Hasta los niños lo saben.  Aquí es un adverbio que significa incluso o aun.

Para insistir en palabras que se diferencian solo por una letra analicemos ahora  tuvo y tubo.

Tubo es un sustantivo que se refiere a una pieza hueca, de forma por lo común cilíndrica y generalmente abierta por ambos extremos, de ahí que tubo hueco por dentro es un error que debemos evitar.

Tuvo es una forma verbal en pretérito del verbo tener que presenta una irregularidad consonántica análoga a la de poner y una irregularidad vocálica en la segunda y tercera personas del singular y tercera del plural del presente de indicativo. Presenta además un pretérito llano.

Queda demostrado entonces que una letrica lo cambia todo y somos los hablantes del español quienes debemos asegurar la corrección del uso de nuestra lengua.

Es cierto que una golondrina no hace verano, pero crean que una letrica mal colocada puede afectar cualquier verano y lo peor cualquier invierno, otoño o primavera.

error
fb-share-icon

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 3 =