23 de mayo de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Pasión por la buena pronunciación

Pronunciar correctamente es tan importante como escribir y utilizar las palabras adecuadamente.
la buena pronunciación

Voy a referirme al adjetivo asequible que significa que se puede conseguir o adquirir, por ejemplo: el objetivo de este nuevo centro es ofrecer a los ancianos un alojamiento asequible a su economía.

Significa también referido a precio, moderado, por ejemplo: una gran cantidad de camisas, con precios asequibles para cualquier bolsillo.

Este adjetivo tiene dos significaciones más. Son ellas: que se puede derrotar, por ejemplo: el primer juego será contra un rival asequible y la otra significación es comprensible o fácil de entender, por ejemplo: esa rama de la ciencia tiene un discurso asequible al profano.

Como apreciamos en los ejemplos puede llevar un complemento con a o con para.

En ocasiones he comprobado que se usa este adjetivo con significaciones incorrectas son ellas: que permite un fácil acceso o entrada, por ejemplo: Cárdenas es fácilmente asequible por autopista. La otra significación incorrecta, referido a persona, es afable o de buen trato, por ejemplo: su padre es muy asequible y comprensivo. Estas dos significaciones son incorrectas porque se corresponden con el adjetivo accesible y es precisamente este cruce quien provoca la mala pronunciación de asequible, pues escuchamos: aksekíble.  Error este que se refleja también en la grafía cuando se escribe accequible.

Otra pronunciación incorrecta la escuchamos en cónyugue porque lo correcto es pronunciar y escribir cónyuge. Esta palabra común en cuanto al género femenino y masculino se refiere a la persona unida a otra en matrimonio y la mala pronunciación y escritura se debe al cruce con el adjetivo conyugal que significa perteneciente o relativo a los cónyuges.

Cuando nos referimos al ave corredora de gran tamaño, es voz masculina y debe pronunciarse avestruz y nunca avetruz como en ocasiones he escuchado.

Es muy importante también que evitemos confusiones a partir de la mala pronunciación entre las palabras azahar y azar.

El azahar es la flor blanca del naranjo y otros cítricos, se escribe con z, con h intermedia y luego nuevamente a y así debe pronunciarse para no confundirla con azar que significa casualidad, desgracia imprevista, en el juego de cartas o dados , carta o dado que tiene el punto con que se pierde, en el juego de billar, cada uno de los lados de la tronera que miran a la mesa y en el juego de pelota, esquina, puerta, ventana u otro estorbo.

Por último, quiero referirme a la pronunciación de la palabra aserrín que se refiere al conjunto de partículas que se desprenden de la madera cuando se sierra. Esta es la forma de pronunciación y escritura mayoritaria en el español de América, sin embargo, en el habla culta de España se emplea exclusivamente la forma serrín. Ambas formas, con a inicial o sin ella, son correctas. Constituyen dos formas del mismo contenido.

El idioma debe cuidarse, protegerse. Él nos pertenece y nos identifica.

error
fb-share-icon

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =