18 de junio de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Vientos del Norte en el éter cubano

Durante La primera mitad del siglo XX las cadenas radiales estadounidense intentaron convertir a La Habana en el centro de emisión y distribución regional de sus producciones simbólicas.
Circuito CMQ

Circuito CMQ

El impacto de la Industria Cultural estadounidense en la radio fundacional cubana fue vasto y diverso:  

Entre las numerosas estrategias mercantiles, comunicativas y artísticas aplicadas por las transnacionales estadounidenses en nuestra radio,  hoy analizamos la recepción directa –en tiempo real-de sus señales  y la creación de cadenas radiales temporales propagadas en varias provincias; además de nuestra capital.  

Esta recepción fue propulsada por las afiliaciones tecnológicas y las alianzas mercantiles-comunicativas que difundían originalmente sus conciertos, otras actividades culturales, encuentros deportivos y eventos políticos excepcionales; que en su segunda etapa propicio la emisión de productos radiales estrenados en EE.UU (noticiarios,   series,  aventuras y novelas radiales) que fueron patrocinados por su pujantes transnacionales y las más notorias firmas cubanas. 

Este proceso fue propulsado por la cercanía geográfica gestora de la  nitidez de la recepción de las señales norteñas, la proliferación de cadenas radiales habaneras con potentes transmisores se unieron a las pequeñas plantas dando lugar a una notoria concentración de plantas radiales que alterno con la red de emisoras dispersa en nuestra nación.

De esta manera, proliferaron  importantes cadenas radiales temporales que expandían estas emisiones norteñas hacia La Habana, hacia las provincias distantes a nuestra capital e incluso proyectaba expandirlas a la región.   

Nuestra prensa –nutrida con las tarifas de los anuncios de estas emisiones- recibía complacida el arribo masivo de la ofensiva comunicativa foránea. Ejemplos.

Revista BOHEMIA. -21 de agosto de 1932:

Oiga los programas transmitidos desde Madrid, Paris, Roma, Buenos Aires (…). Comprando un RCA (…) escuche estaciones de América, Europa, Asia, África y Oceanía.

-6 de mayo de 1934:

Escuche estaciones de América, Europa, Asia, África y Oceanía. –Anuncio en su contratapa-. 

La interferencia de las señales norteñas con las cubanas devino polémica pública. Para 1937, nuestras publicaciones  impresas mostraban la diversidad de posturas periodísticas ante el proceso; algunos de los cuales defendían a las plantas foráneas.[1]

Un análisis más profundo revela la proyección estratégica de las electrónicas y de los grandes consorcios mediáticos norteños hacia la Región. Ejemplos:

Periódico Avance. 21 de enero de 1937.

NBC: Plan de transmisiones permanentes para América Latina para competir con las emisoras europeas:

Los EE.UU. estaban despreocupados, ha sido necesario el viaje de Roosevelt a América Latina -Conferencia Interamericana de Paz en Buenos Aires- para que se inicie en EE.UU., un movimiento de acercamiento espiritual, con locutores que hablen inglés y español que darán noticias y formatos característicos en castellano, sobre asuntos de interés para los sur e inter americanos. Para la parte musical un típico norteamericano, la temporada de música clásica y moderna de la Metropolitan Opera House de New York  y la Orquesta Sinfónica de Boston.

Marzo:

Madame Butterfly desde New York por los 560, 1080, 1090, 11.830 Kcs. y Andrés Segovia en el programa de Bing Crosby, el  jueves 11 por la NBC, en las frecuencias 650, 660, 700, 740 y 9.530 Kcs.

Julio:

Voz Mágica (NBC, RCA). Por la COCO, CMCF; CMQ, COCQ y CMBZ.

4 de noviembre de 1937.

 (…) las estaciones americanas tiene canal libre, a la WLW le pusieron CMBL, (…) la frecuencia asignada a la CMBF – la misma que tiene la CMBS desde hace años- solicitan la utilizada por la CMAF en los 680 Kcs. (…) Quítenos de arriba la CMBL, que nos está molestando y seamos corteses con el vecino abriéndoles de par en par las puertas de nuestros receptores. Vía libre a WLW. (…).

Revista Carteles: 23 de octubre de 1938. El control de la radioemisión.

El Presidente dicto decreto,  que traiga orden en la radiodifusión local (…) entra en vigor el primero de noviembre (…) Veremos si ese día se puede oír sin interferencia la WLW de Cincinnati en 700 Khz, o cualquiera de las 8-10 estaciones norteamericanas  que hace 2-3 años era posible oír en La Habana.

En estos días han comenzado los conciertos sinfónicos de Toscanini en la NBC, que de no ser por la retransmisión de Casa Salas -cortesía de HUMARA Y LASTRA- léase RCA VICTOR- el radioescucha cubano no podría captar (…) El sábado pasado era imposible oír la WJZ de la NBC de New York en 760 Khz., la WEAF en la 660 Khz, ni otras estaciones como la WSM de Nashville, Tennessee (650) o la WLS de Chicago en 870 Khz. (…). Veremos si el decreto resuelve el problema o resulta un nuevo parto de los montes. (…).

Además de los que estamos proporcionando (…)habrá una serie de pequeños programas 9-10 p.m. a través de las líneas de la Cuban Telephone Co, por CMAB, CMQ/COCQ, CMBZ, CMCF, CMHJ, CMHD, CMHJ, CMHI, CMJH, Ciego, CMJA, CMKF, Holguín, CMKD, escenificados por la gran orquesta de Gonzalo Roig. 

La CBS será escuchada en Cuba, el domingo con música de la Filarmónica de New York (…) por Radio Autrán en CMCY, CMCK/COCO (3-5 p.m.) Por vez primera, estos conciertos dominicales son retransmitidos a América Latina y se ha escogido a La Habana,  como prueba durante la celebración aquí de la Conferencia Interamericana. El 24 de diciembre, podrá escuchar a Roosevelt a las 5 p.m. por W2XGB New York, 8.655 Kcs. y WOR.

La mayoría de las señales norteñas que llegaban eran de la NBC. Ejemplos: La  WLW de Cincinnati en 700 Khz, la WJZ de New York en 760 Khz. -cuyos conciertos sinfónicos  retransmitía Casa Salas por cortesía de RCA-, la WEAF, 660 Khz., la WSM de Nashville, Tennesse  en 650 y la WLS de Chicago en 870 Khz.

El hegemonismo norteamericano en nuestra radio abarcaba diversos ámbitos: 

Durante 1950 – en medio de la fuerte competencia entre CMQ, RHC, CADENA AZUL y UNION RADIO- el Director General de esta última (Gaspar Pumarejo Such) se opuso a las injustas prácticas de algunas radioemisoras norteamericanas y criticó la postura de CMQ ante el otorgamiento de nuestras frecuencias radiofónicas por parte de la asociación norteña. El tema fue tratado en la Conferencia de Radio celebrada por entonces en La Habana. [2]

Uno de los más entusiastas promotores de `productos y equipos  electrónicos norteños en la radio nacional fue el humorista Rene Cañizares; quien asumió diversos roles artísticos-comunicativos en  musicales, dramatizados o programas y eventos  deportivos cubanos vinculados a Norteamérica.

Finalmente, fue representante y gerente de CONQUEST ALLIANCE CO. INC. (New York. EE.UU) en Cuba – consorcio integrado por múltiples productores de bienes de consumo norteños- y gestor determinante en la recepción de eventos deportivos (en particular la Serie Mundial de beisbol norteña), los musicales, las series dramáticas y las radionovelas llamadas allá soap operas.

Así, las cadenas radiales estadounidense intentaron convertir a La Habana, en el centro de emisión y distribución regional de sus producciones simbólicas.  

Así, desde entonces, Cuba devino eje de la expansión ideológica-cultural de EE,UU, hacia América Latina. Aquellas aguas trajeron estos lodos. 


[1] En las primeras décadas, EE.UU., adjudicaba a Cuba, las frecuencias de sus emisoras radiales.

[2] Periódico  DIARIO DE LA MARINA. 24 de febrero de 1950. 

error
fb-share-icon

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =