envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Voz que distinguió a Radio Reloj

Para Laureano Céspedes Hernández, locutor de la emisora desde 1957, esta resulta un medio verdaderamente auténtico
Para Laureano Céspedes Hernández, locutor de la emisora desde 1957, esta resulta un medio verdaderamente auténtico

Laureano Céspedes Hernández

Cuando se habla de Radio Reloj debemos recodar la magnitud de sus trasmisiones , pero también a los profesionales que han hecho y actualmente posibilitan que esta emisora siga aportando a sus oyentes novedosas e interesantes informaciones, minuto a minuto.

Entre estos valerosos profesionales de la noticia, destaca Laureano Céspedes Hernández, reconocido por sus colegas y el público solo por sus apellidos, debido a circunstancias laborales.

Este camagüeyano comienza a trabajar como locutor en la emisora de su natal provincia, La Voz de oro, atendiendo la programación de la Asociación Jóvenes de la Fraternidad, perteneciente a las logias masónicas. En 1951 obtiene su título de locutor y pasa a laborar en Radio Camagüey hasta 1956, aunque trabajó en XCUR, que daba la hora cada minuto.

Un día, a su entrada al centro de trabajo, lo sorprende la presencia de policías en la emisora. Él siguió su camino como si nada ocurriera, pero temía por su vinculación con el Movimiento 26 de Julio. Su célula había sido descubierta y lo estaban buscando. Le avisaron y tiene que salir rápido para evitar que lo apresaran. Logró escapar gracias a que la emisora tenía una salida por detrás.

Para 1957 debió pasar a la clandestinidad y después de muchos avatares llega a La Habana. Aquí encuentra trabajo en Radio Reloj. En ese momento tiene que omitir su nombre para no ser descubierto por los esbirros de la tiranía. Comienza entonces a identificarse como Céspedes Hernández, con ese seudónimo llega a ser conocido por toda Cuba.

A este modesto hombre le gusta recordar a sus primeros compañeros de trabajo: Reinerio Flores, Eduardo Trista y Ramón Irigoyen, entre otros.

De sus vivencias más importantes menciona la participación como locutor durante la zafra de 1970, en Camagüey, donde se ubicó una trasmisora que informaba sobre este trascendental hecho que marcó la historia de la Revolución cubana.

Una emisora auténtica
Céspedes Hernández asegura que la legitimidad alcanzada por la emisora, al ofrecer durante tanto tiempo informaciones veraces, ágiles y actuales, le ha ganado muchos adeptos, quienes expresan de manera ya común: “eso es así porque lo oí por Radio Reloj”.

Asimismo, recuerda que al principio la emisora trasmitía desde las seis de la mañana hasta las doce de la noche, pero luego se extendió su programación a 24 horas, como ocurre actualmente.

Para el locutor, se trata de una emisora única, porque siempre se ha caracterizado por dar las noticas cada minuto y repetirla. Rememora grandes acontecimientos informados por Reloj, como la trasmisión dedicada al vuelo espacial del cosmonauta cubano Arnaldo Tamayo Méndez, que fue narrado íntegramente por un grupo de locutores, entre los que encontraba él.

También refiere que el medio ha contado con diferentes sloganes: “La emisora al servicio de la puntualidad”, “Si es noticia, la tiene Radio Reloj” y “La emisora que marcha junto al tiempo”.
Destaca que entre sábado y domingo sale al aire el programa La Revista Semanal, en la cual se enfocan distintas manifestaciones artísticas como la música, las artes plásticas y otras.

La trayectoria de Laureano Céspedes Hernández ha sido reconocida con múltiples galardones: la Medalla “Félix Elmuza”, la Orden 23 de agosto de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Medalla de los Comités de Defensa de la Revolución, la Medalla por su participación en la Huelga del 9 de Abril, entre muchas más.

Vale mencionar su rol fundacional en la creación del Sindicato de la Cultura, la participación como delegado en tres Congresos de la Central de Trabajadores de Cuba. También fue un aglutinador de las voces femeninas en Radio Reloj y co protagonista de la creación en su centro de trabajo de la FMC.
A sus 90 años, aún con una memoria bien lúcida, asegura sentir gran orgullo cuando escucha las voces de colegas que como Sonia Suárez e Isabel Fernández hacen de Radio Reloj una emisora realmente auténtica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cuatro =

| Newsphere por AF themes.