envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Coralia y Ramón: un agosto para recordar

Recordamos la presencia en Palmas y Cañas de dos importantes figuras: Ramón Veloz y Coralia Fernández

Ramón Veloz y Coralia Fernández

“Ramón, el guateque”, es un llamado que aún se extraña a esa hora de pura música campesina dominical. Ramón Veloz y Coralia Fernández fueron una pareja unida por la música que impregnó de distinción al siempre querido guateque de Palmas y Cañas.

Hoy desde su slogan se reconoce al espacio como el sitio Donde nace lo cubano y ciertamente este matrimonio unido a los nombres de Celina González, Radeunda Lima, Inocente Iznaga, el Jilguero de Cienfuegos, Justo Vega y Adolfo Alfonso enaltecieron ese decir y sentir cubanos, entre otros valiosos exponentes del género.

Ramón Veloz, quien nació y murió el mismo día y el mismo mes (16/08/1927- 16/08/1986), pero de diferentes años, como es lógico, es reconocido junto a Evelio Rodríguez, José Ramón Sánchez, el Madrugador, y José Guillermo Quesada, Guillermo Portabales, como la cuarteta masculina de la canción guajira en Cuba.

Habanero descendiente de padres campesinos, Ramón incorporó igualmente, la interpretación de zarzuelas y tangos, además de sus cantos de son montuno y guaracha. También fue actor en radionovelas y dramatizados en las emisoras Mil Diez y RHC Cadena Azul.

Su voz pudo escucharse en las propuestas El Titán de la llanura y Ángeles de la calle. Esta última obra fue escrita por el reconocido Félix B Caignet y en ella actuó por primera vez con la actriz y cantante Coralia Fernández, su Coralia de siempre.

Por su parte, Coralia regaló su voz, en principio, al espacio Rincón criollo de la emisora CMQ. Se casaron y su matrimonio fue transmitido el 31 de enero de 1946, desde ese popular programa.

A partir de aquel momento Coralia y Ramón se convirtieron en un símbolo de amor dentro de la palestra de los medios. Se cuenta que siempre andaban unidos representando la imagen de la familia cubana a la que muchos aspiramos alguna vez.

En la mayoría de los LP (long play) grabados por Ramón Veloz, Coralia Fernández estuvo presente, y así fue forjándose en una familia de hijos y nietos, inclinados mayormente hacia la actuación.

Coralita y Ramoncito (hijos), además de Tahimí Alvariño y Ramón Fabián, entre otros miembros de la familia, parten de una raíz sólida en la que ambos pilares de la música campesina dejaron un legado cultural admirable.

Precisamente, la música campesina fue el pretexto para abordar la belleza de las palmeras y los ríos, así como la esencia del cubano apegado a sus tradiciones, el mismo cubano que les acompañó mientras la invitación se tornó urgente: “Ramón, el guateque”.

| Newsphere por AF themes.