envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

El arte de hacer reír

Sobre los desafíos del humorismo en la radio y la televisión.
Octavio Rodríguez Fernández

Octavio Rodríguez Fernández

Desde las novelas de misterio y terror de comienzos del siglo XIX hasta los relatos de Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Juan Rulfo, Franz Kafka, Alejo Carpentier y otros contemporáneos, la narrativa fantástica sirve de soporte para alucinantes vuelos de la imaginación.

“Que cada escritor disponga del inusitado privilegio de ser leal a sus corazonadas. Eso sería autorizar al hombre para que regrese legalmente a la infancia”.

Esta aseveración de Gabriel García Márquez motiva a creadores que como él consideran la imagen visual un punto de partida en el texto literario o la ficción audiovisual.

En el universo narrativo y visual, el humor es génesis de muchas exploraciones de lo absurdo y lo fantástico, en ocasiones destaca una interesante correlación de sentido al crear otros mundos posibles, que establecen jerarquización de valores y actitudes positivas.

Reconocido con el Premio Nacional de Humorismo, el primer actor Osvaldo Doimeadiós se distingue por su recreación de situaciones y personajes que representa en el teatro, la radio, la televisión y el cine.

Para él, el humor es una manera de desvirtuar la gran ceremonia de la vida. Considera que sus cultores deben tener un sólido bagaje cultural, pues los mejor preparados pueden producir algunas aristas, como la ironía, y otras vertientes de lo humorístico.

Reconoce que en cada intérprete el talento “es como una parcela de tierra. No importan tanto sus dimensiones como lo que trabajemos para hacerla productiva. Hay que estudiar siempre y atesorar el conocimiento que podamos. Los públicos y los actores necesitamos encontrar verdad y belleza”.

En tal sentido, el gusto es esencial. Pero el gusto no nace, se forma. Cada ser humano necesita vivir un proceso que le permita ver, recibir, experimentar disímiles normas visuales que se afirman mediante la educación y las experiencias colectiva e individual.
Octavio Rodríguez Fernández, Churrisco, actor versátil, presentador, comediante musical y escritor humorístico con más de 35 años de carrera profesional, hace énfasis en el respeto a los públicos.

“Siempre trato de mantener mi línea de trabajo un poco más picaresca, pero nunca utilizo la mala palabra u otras expresiones que agreden la educación y la cultura de los destinatarios. Los medios son formativos y a los artistas nos corresponde transmitir cultura, modales y auténticas creaciones”.

Valiosos actores y actrices son reconocidos especialmente por personajes que hacen reír con ingenio y maestría. Aurora Basnuevo y Mario Limonta en Alegrías de sobremesa, estelar programa de Radio Progreso, han conquistado a públicos de diferentes generaciones.

Urge no dejar espacios vacíos en la radio y la televisión y, sobre todo, mantener estrategias que respondan a sus exigencias como medios de comunicación y expresión artística. El asunto es complejo debido a las transformaciones que ocasionan los modos de circulación del saber, la variación de sentido en las relaciones sociales, el incremento de soportes no impresos, el avance de la tecnología y el desarrollo de infraestructuras.

El aprendizaje no se consigue solo con la voluntad y el interés de mantener jerarquías culturales en la radio y la pantalla televisiva, requiere el apoyo sistemático de la familia, el sistema educativo y la escuela. Al comunicar con buen humor, la existencia se nutre de lo mejor de la cultura cubana y universal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + tres =

| Newsphere por AF themes.