envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Festejando el Centenario de la Radio

En el Centenario de la Radio Cubana se entregaron varios reconocimientos a destacados profesionales del medio
Los actores Saúl Seiko y Vivian Agramonte

Los actores Saúl Seiko y Vivian Agramonte

A partir del 22 de agosto de 1922, la radio comenzó a ser percibida en los hogares cubanos como símbolo de modernidad, medio de información y entretenimiento, caja de sueños sonoros que, impulsada por los intereses de los anunciantes, promovió el talento nacional e inició a adultos y jóvenes en los avances tecnológicos del siglo XX.

Cien años después de este nacimiento en Cuba, la dirección de la radio nos convoca a celebrar el trascendental onomástico con la realización de eventos teóricos, promoviendo la investigación de carácter patrimonial, presentaciones de libros, la cancelación de un sello postal dedicado al Centenario y el justo homenaje a sus hacedores, al entregar reconocimientos como el Premio Nacional de Radio 2022, los Sellos por los 100 años de un sonido para ver que han sido otorgados a 17 radialistas y el Micrófono de la Radio, el cual distingue a siete personalidades de este importante medio, a la vez que agradece la admiración tributada por la sociedad y sus diferentes instituciones a la labor realizada por las 100 emisoras del país.

Uno de esos agasajos tuvo lugar este 17 de agosto en la Sala Che Guevara del ICRT, al ser entregados los Sellos del Centenario y Micrófonos de la Radio a algunas de las más valiosas figuras que, desde diferentes especialidades, han hecho posible la excelencia del ámbito radiofónico.

 Al entrevistar a algunos de los galardonados pude sentir la modestia y sencillez que caracteriza a nuestros profesionales. Entre ellos, se encuentra Alicia Soto Smith, periodista de Radio Enciclopedia, a la cual le fue conferido el Micrófono de la Radio. Alicia recuerda el gusto con que aun siendo estudiante, daba sus primeros pasos como corresponsal, para luego estudiar Periodismo y desarrollarse profesionalmente en la ANCI y la Industria Ligera, recibiendo más tarde el bagaje informativo que le proporcionó la AIN durante 15 años, al atender como reportera el sector de la Salud y la Ciencia hasta comenzar en Radio Enciclopedia, donde por más de veintitantos años ha escrito sobre temas culturales,científico-técnicos y medioambientales para la Revista Hola Aurora y el espacio Gotas del Saber.

 Alicia Soto Smith valora el Micrófono de la Radio como un gran estímulo en el año del Centenario, después de haber recibido con anterioridad la Distinción Félix Elmuza, el Sello por el 95 aniversario de la radio y el Diploma al Mérito Periodístico.

Alicia Soto Smith

Ante mis preguntas rememora el reto que significó transitar del sector científico al mundo radial: “Luego de trabajar solo en prensa escrita, el cambio para la radio significó una readaptación casi total, y como soy una persona que le gustan los desafíos, lo asumí con todo lo que implicaba: nuevos estilos, lenguajes, tener en cuenta el poder de síntesis y el tiempo, en el que cada hora y cada minuto cuentan”.

“Siempre escribo pensando en esa gran audiencia que tiene Radio Enciclopedia, me pongo en su lugar y hacia ella llego con informaciones bien actualizadas temprano en la mañana. La mayoría de los radioyentes son personas de la tercera edad y es por esa razón que todo lo que escriba esté relacionado con sus preferencias, aunque reconozco que es una tarea de búsqueda minuciosa y “rastreo de noticias” por sitios web nacionales e internacionales”, explica esta reportera.

Sobre su experiencia en la emisora “para todos los momentos de la vida” manifiesta: “Soy una persona privilegiada y bendecida por trabajar en Radio Enciclopedia donde comencé redactando para el noticiero Órbita cultural, que se transmitía al final de cada tarde, y en la Revista Informativa Cultural Hola Aurora, que continúa su salida al aire de lunes a sábado, de 7: 00 a. m. a 9 00 a.m., con noticias nacionales, internacionales y actualiza a los oyentes sobre la cultura cubana en otras latitudes”.

Vicepresidenta de la delegación de base de la UPEC, la periodista fue jefa del departamento informativo, presidenta fundadora del Club Martiano

Fabio di Celmo, de Radio Enciclopedia, el primero fundado en el ICRT y Secretaria General del núcleo del PCC durante tres mandatos.

Aunque se encuentra jubilada, manifiesta su interés por ayudar a los más jóvenes y comenta sobre esta nueva etapa de vida: “En estos pocos meses de jubilada me he dado cuenta que necesito estar activa pues amo el Periodismo y siempre estaré dispuesta a apoyar a la emisora”.

“Radio Enciclopedia ha sido Vanguardia Nacional y se ha caracterizado por esas voces femeninas que irradian paz y serenidad. Agradezco a mi colectivo por ser tan unido y ayudarnos en todo, desde Edelsa Palacio (la directora que se encontraba cuando comencé a trabajar) hasta la actual, Luisa María Márquez. La subdirección del centro, periodistas, realizadores, asistentes de programas, técnicos y especialistas, todos somos una gran familia por lo que sostengo ese vínculo entrañable desde la página web y apoyando a Gotas…”, reconoce.

Entre los radialistas que merecieron el Sello Centenario de la Radio se encuentra Ahmed A. Méndez Astorga, fonotecario y catalogador de música y guiones de Radio Progreso, celoso guardián y conservador de la obra patrimonial de esa emisora.

Ahmed se encuentra tan unido a esa casa radial que coincidir con él es hallar siempre disposición, alegría y un sentido de pertenencia inigualables. Permanentemente dispuesto a auxiliar a realizadores, investigadores y a cuantos precisen de los archivos que atesora, Méndez Astorga se siente satisfecho por haber puesto a un lado el magisterio y consagrar su vida a la labor radial.

No podían faltar destacados actores en la celebración, por lo que a la actriz y locutora Arletty Roquefuentes le fue otorgado el Micrófono de la Radio y a sus colegas Saúl Seijo y Vivian Agramonte, el Sello del centenario. Saúl Seijo, además de actuar en variados dramatizados radiales durante 20 años, ha incursionado como guionista en Radio Arte y Radio Progreso.

El artista confiesa su preferencia por el género policiaco pues ama el pensamiento lógico y la actitud detectivesca, imprimiendo complejidad a sus historias para obstaculizar que el público inteligente descubra a los culpables.

En esta hora de festividad, Saúl menciona cuanto debe a los hermanos Pérez y en particular al director Héctor Pérez Ramírez, sin el cual no hubiera llegado ante el micrófono, agradeciendo al público que identifica su voz en las calles, negando de esa forma el anonimato que se atribuye a la radio.

Acerca de la actividad radiofónica refiere: “La radio te da la posibilidad de hacer muchas cosas en muy poco tiempo pues tiene un ritmo de trabajo muy intenso. Te permite expresar mucho de lo que tienes dentro, viabilizar tus sentimientos y hacer lo que amas”.

Por su parte, Vivian Agramonte llegó a la radio respaldada por una exitosa carrera teatral y aunque ha intervenido en varias producciones audiovisuales, debe a la radio sus más continuados éxitos.

El periodismo deportivo tuvo su representante laureado en Luis Izquierdo Valdés, el cual es Artista de Mérito del ICRT y ostenta las Distinciones Félix Elmuza y Raúl Gómez García, así como los Sellos por los 90 y 95 años de la Radio Cubana.

Luis Izquierdo Valdés

Merecedor del Sello por los 100 años, el comunicador cuenta la forma perseverante en que se inició de manera no profesional en 1981 en Radio Metropolitana y la emisora COCO hasta comenzar su intensa carrera profesional. Más tarde pasa a Radio Rebelde para acumular un average aproximado de siete Juegos Panamericanos, cuatro Centroamericanos, múltiples Campeonatos mundiales, varios Gran Prix y Ligas mundiales de voleibol, además de coberturas de eventos no deportivos y trasmisiones especiales en cadena nacional.

Izquierdo Valdés desea compartir este grato momento con sus compañeros de la radio y de la práctica del deporte: “Quiero recordar a los que durante mucho tiempo han formado parte de mi preparación y formación: locutores, grabadores, editores, directores y aquellas personas que, sin estar vinculados al medio, ayudan en la ampliación de los conocimientos tales como: directores de equipos, árbitros, directivos y los propios atletas”.

El avezado comentarista deportivo resume sus emociones de esta manera: “Recibir este Sello en las jornadas por los primeros Cien años de la Radio Cubana, además de un honor, reviste una enorme importancia y ofrece la oportunidad de dedicarle este reconocimiento a muchísimas personas que durante años se han sacrificado, sosteniendo la profesionalidad en tiempos de limitaciones de recursos, pero con la voluntad de sobrepasar los obstáculos, con sentido de pertenencia y abnegación, para que la radio esté en el lugar que ocupa en la preferencia de millones de cubanos. Nuestros radialistas son un ejemplo para el mundo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × cuatro =

| Newsphere por AF themes.