envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Los musicales en la radio y la televisión (1950 – 1959) Parte III

Acerca de Ley de Radiodifusión, grupos y artistas famosos de la época

A la memoria de Manuel Villar Fernández, historiador de la música en la radio y la televisión cubanas, Premio Nacional de Radio, mi maestro durante 20 años
en Memorias de Radio Rebelde.

El 1 de febrero de 1953 con la Ley – Decreto 653 entra en vigor la llamada Ley de Radiodifusión. Era una antigua demanda en los medios preparada desde hacía tiempo y ahora rubricaba el Doctor Pablo Cabrera Jústiz, Ministro de Comunicaciones.

Sí eran de mucho interés los principios reguladores también las definiciones conceptuales. Pero los enunciados de libre expresión establecidos por la ley son inmediatamente burlados en la práctica cuando eran censurados numerosos noticieros y sancionadas emisoras como Radio Mambí, la COCO y la Cadena Oriental de Radio.

El debut del Cuarteto D´Aida en el Carrusel de Sorpresas
El proyecto de crear un cuarteto dirigido por la pianista Aida Diestro Rego surge durante el verano de 1953. Paralelamente, tanto Omara Portuondo y su hermana Haydeé, como Elena Burke y Vilma Valle tenían el propósito de pedirle al director Amaury Pérez García que las presentara como duetos.
Las cuatro estaban vinculadas al filin y es Elena quien propone unirse en cuarteto, en el trayecto Vilma desistió ç y Omara propuso sustituirla por su amiga Moraima Secada, quien las inscribe para su debut fue Rafael Duany, el productor del programa Carrusel de Sorpresas, de la CMQ – TV, donde se presentaron por primera vez la noche del domingo 16 de agosto de 1953.

El éxito fue contundente y son invitadas a otros programas como El Show del Mediodía. Aunque los cronistas alabaron a este cuarteto por sus voces y la dinámica en la escena, las asociaciones de críticos y cronistas seleccionaban a los Llopis–Durzaides (CMQ – TV) y los Faxas (Televisión Nacional) como los cuartetos más destacados de 1953.

Pumarejo crea la empresa Escuela de Televisión. El debut de Clara y Mario
Como los permisionarios de canales de televisión solían rentar espacios, Gaspar Pumarejo negoció con el Canal 4 la posibilidad de alquilar el estelar espacio de las 9 y 30 de la noche. Diseñó distintos programas conducidos por él y en muchos casos complementados por su amiga la carismática Lolita Berrio y guión de María Julia Casanova.

¿Con qué dinero comenzó? Esto no era problema para él, haría programas de participación con aficionados, en el caso de la música y el baile solo tenía que contratar la orquesta dirigida por el maestro Mario Romeu González.

Debe conocerse que Escuela de Televisión tuvo la primicia de promover concursos de voces y baile en televisión. Por ejemplo, el dúo reglano de Clara y Mario  surgió en esta convocatoria. Al ir ganando teleaudiencia la TV pumarejiana y sumarse anunciantes patrocinadores (Competidora Gaditana) fue posible contratar a prestigiosos profesionales incluso extranjeros, siempre sin perder la perspectiva  de la participación e interacción con el público durante los espectáculos en vivo.

“La engañadora” y la sátira a la cancionera María Victoria
María Victoria Gutiérrez fue la cancionera más vendedora de discos en México al comenzar la década del 50. Cantaba los boleros en un estilo muy propio y de sugerente sensualidad; Juan Bruno Tarraza le había entregado un bolero que fue muy escuchado en las victrolas cubanas. Igualmente atrajo el bolero de la autoría de Benny Moré: “Mi amor fugaz”. Había ansiedad por verla actuar en directo y la CMQ la contrata para sus estelares programas.

La muchacha era una trigueña bonita que parecía tener buen cuerpo pero el diseño de su imagen y vestuario no era el mejor. Usaba unos zapatos con tacones demasiado altos y el vestido estaba tan ajustado que parecía tener dificultades para moverse. Pero lo más llamativo era que sus curvas parecían exageradas teniendo en cuenta la delgadez de sus extremidades.

Como estaba en su clima el cha cha chá “La engañadora”, el humorista e imitador Rolando Ochoa hizo la parodia de María Victoria donde salió al aire vestido de mujer con almohaditas en el pecho y las nalgas, ¡podrán imaginarse lo que ocurrió en el estudio y los hogares! La cantante se sintió ofendida, rescindió el contrato y nunca más volvió a Cuba.

Fuentes:
Bartolomé Barguez, Carlos: La música en la radio y la televisión. (Obra inédita)

Los musicales en la Radio y la Televisión 1951 – 1960. (Libro inédito).

Oscar Cárdenas Montes: Benny Moré, genio de la música cubana. (Libro en preparación).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 + 3 =

| Newsphere por AF themes.