22 de julio de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Palabras, palabras, palabras

Hay muchas palabras en nuestra bella lengua que, aunque tienen igual pronunciación, no significan lo mismo. Pongamos atención en algunas de ellas.
La palabra vaya

Valla, baya y vaya son tres palabras diferentes porque tienen diferentes significados, aunque se pronuncien igual en el español de Cuba. En la escritura hay notables diferencias: la primera lleva uve y elle, la segunda be y ye y la tercera uve y ye.

La palabra valla significa vallado o estacada para la defensa, línea o término formado de estacas hincadas en el suelo para cerrar algún sitio o señalarlo, cartelera situada en calles, carreteras, etc., con fines publicitarios, obstáculo o impedimento material o moral y por último en deporte, obstáculo en forma de valla que debe ser saltado por los atletas en ciertas competencias.

La palabra baya significa tipo de fruto carnoso con semillas rodeadas de pulpa como el tomate y la uva, planta de la familia de las liliáceas, de raíz bulbosa y hojas radicales que son estrechas y cilíndricas. Baya es también la mariposa del gusano de seda que los pescadores de caña ponen como cebo en el anzuelo.

La palabra vaya es una forma verbal: tercera o primera persona del singular del presente de subjuntivo del verbo ir. Por ejemplo: lo quiere mucho, aunque no vaya a verlo. Sin embargo, esta palabra puede usarse también como interjección para comentar algo que satisface o disgusta:  Marta ya aprendió a cocinar, ¡vaya!  o no podemos ir a la fiesta, no ha llegado la invitación, ¡vaya!  Igualmente, esta palabra seguida de la preposición con y de un sintagma nominal, puede marcar la actitud favorable o desfavorable, del hablante, matizada casi siempre de ironía, ante la persona o cosa designada por dicho sintagma. ¡Vaya con tu noviecito! También puede usarse como adjetivo exclamativo que pondera la cualidad ¡vaya libro lees! o puede equivaler a cuánto, especialmente con sustantivos abstractos y no contables en singular, ¡vaya fuerza que tienen!

Por último, quiero referirme a otro uso no común en Cuba, pero sí, en otros países de habla hispana y es vaya como burla o mofa que se hace de uno o chasco que se le da. Dar una vaya.

Otro caso similar es el trío: aya, haya y halla. Se pronuncian igual, pero son tres palabras diferentes, porque poseen significados diferentes.

Aya es un sustantivo femenino que se refiere a la persona encargada en las casas principales de custodiar niños o jóvenes y de cuidar de su crianza y educación. Esta palabra tiene masculino ayo, si esa tarea la desarrollaba un hombre.

Haya es una forma verbal del verbo haber y este significa tener, suceder, sobrevenir y que además se usa también como verbo auxiliar en los tiempos compuestos.  Haya es una forma verbal conjugada en primera o tercera persona del presente de subjuntivo. Por ejemplo: iré, aunque no haya nadie.

Haya también es el nombre de un árbol de la familia de las fagáceas, que crece hasta 30 metros de altura con tronco grueso y copa redonda.

Halla es también una forma verbal del verbo hallar que significa descubrir, encontrar, entender, notar, estar presente. Halla está conjugado en tercera persona del singular del presente de indicativo.  Por ejemplo: nunca halla la goma.

Estas tres palabras también se escriben diferentes y si ponemos atención no cometeremos el error de confundirlas y usarlas incorrectamente. La escritura es también muy importante en nuestra lengua y debemos cuidarla constantemente.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 4 =