15 de julio de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Pasión por el mal uso de los pronombres

Los pronombres constituyen un sistema muy complejo dentro del sistema general de la lengua española. Tienen características generales y otras muy diferentes si comparamos un subsistema con otro.
los pronombres

los pronombres

Los pronombres personales realizan siempre función sustantiva, o sea, podemos reconocerlos como sustitutos del sujeto, del complemento directo, del indirecto, del circunstancial y hasta del agente.

Cuando estos pronombres funcionan como sujeto nunca se introducen con preposiciones, pero cuando funcionan como complementos sí pueden aparecer acompañados por ellas. Si decimos o escribimos: te espero en la casa o me redactó el documento. El te de la primera oración funciona como complemento directo y el me de la segunda funciona como complemento indirecto y no se introducen con preposiciones, pero si escribimos o decimos: me quiere a mí, ese mí que siempre lleva tilde funciona como complemento directo y sí va introducido por preposición, al igual que: traje libros para ti, ese ti que nunca lleva tilde y va introducido por preposición funciona como complemento indirecto.

Si las formas complementarias van delante del verbo se separan de este: me lo das, pero si van detrás, se unen a este y debemos respetar la ortografía de nuestra lengua: dámelo. Dámelo se escribe en una sola palabra y lleva la tilde en la antepenúltima sílaba, es una palabra esdrújula y debe siempre seguir las reglas.

Otros tipos de pronombres que debemos usar con mucho cuidado son los indefinidos. Hace unos días leí: cualesquieras que sean los problemas debemos enfrentarlos. El plural del indefinido cualquiera, cualquier es cualesquiera o cualesquier. Este es un indefinido compuesto y la letra s, solo se coloca en cuales y nunca en quieras. Debemos decir o leer: cualesquiera que sean los problemas debemos enfrentarlos.

Otro caso similar es el del indefinido quienquiera porque su plural es quienesquiera y nunca quienesquieras o quienquieras. Debemos decir o escribir: quienesquiera que sean, deben presentar sus credenciales.

Otro indefinido que en ocasiones se escribe mal es demás. Leí hace unos días: los de más llegarán mañana. La estructura de y más tiene existencia en español contiene una preposición y un adverbio, es una locución adverbial que significa de sobra o en demasía y se usa en casos como: hiciste una pieza de más, creo que aquí estás de más. Entonces en el caso de los de más llegarán mañana, debió escribirse demás pues se trata del indefinido que significa los otros, los restantes.

Por último, quiero referirme al pronombre indefinido cada. Es invariable, posee valor distributivo y debe aparecer ante sustantivos cuantificables en singular o ante plurales precedidos de un numeral cardinal. Entonces, no es correcto leer o escribir: ella dice cadas cosas. Debió escribirse cada y nunca cadas y son correctos ejemplos como estos: cada niña es una flor o toma el jarabe cada seis horas. Este pronombre solo realiza función adjetiva.

Los pronombres son palabras útiles y necesarias cuando hablamos o escribimos. Debemos usarlos correctamente y así garantizaremos la limpieza de nuestro idioma.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =