15 de julio de 2024

envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Pasión por las expresiones

Las expresiones en una lengua ponen de manifiesto la sabiduría y el ingenio de los hablantes. El español no está ajeno a esto y posee expresiones muy reveladoras que debemos utilizar correctamente y en el contexto adecuado.
las expresiones

Las expresiones

Las expresiones en una lengua ponen de manifiesto la sabiduría y el ingenio de los hablantes. El español no está ajeno a esto y posee expresiones muy reveladoras. Es importante, por ello, que las utilicemos correctamente y en el contexto adecuado, para lograr que sean comprendidas en toda su dimensión.

Ayer escuché un comentario que algunas personas expusieron sobre deficiencias en la calidad de un producto que se usa para la confección del papel blanco y al entrevistar al responsable de este trabajo, expresó que ese problema se resolvería en breve porque él y la dirección de la fábrica estaban al margen de todo.

Evidentemente, este hablante no sabe que si él y la dirección están al margen no podrán resolver el problema, sin embargo, la vehemencia y seguridad con las que él explicaba me hicieron comprender que estaba usando la expresión con la significación opuesta a la que justamente posee.

Margen es un sustantivo que como primera significación tiene la de extremidad y orilla de una cosa y con dicha significación se forman dos expresiones: andarse por las márgenes que es una locución verbal coloquial que significa irse por las ramas y al margen que es una locución adverbial usada para indicar que alguien o algo no tiene intervención en el asunto de que se trata, o sea, dejar, estar o quedar al margen de un asunto o problema.

Entonces, el entrevistado no usó correctamente la expresión porque comunica lo contrario a lo que él quiso que entendiéramos. Debió decir que ellos están al tanto de todo lo que ocurre, que buscan soluciones y que tratarán de resolver el problema, pues al margen, de seguro, no podrán resolverlo.

Otras expresiones muy usadas en nuestro español son las relacionadas con el sustantivo disculpas y con frecuencia hay quien asegura que pedir disculpas no es una locución verbal correcta, pero si nos detenemos en la significación del sustantivo disculpas constataremos que censurar esta expresión es incorrecto.

El diccionario académico da por válida esta locución verbal porque significa pedir indulgencia por lo que ha causado o puede causar daño. El verbo disculpar además de significar dar razones que descarguen a alguien de una culpa, significa también perdonar las faltas de alguien.

Justamente, por este último sentido de perdonar es que la locución verbal pedir disculpas puede alternar con pedir perdón. 

Entonces, ya estamos preparados para asegurar que pedir disculpas y ofrecer disculpas equivalen a disculparse y podemos usar ambas expresiones sin temor a cometer error alguno.

Si leemos o escuchamos que alguien pide disculpas u ofrece disculpas no hay que alarmarse pues ambas formas son correctas, porque disculpa es razón que se da para excusarse o purgar una culpa y también perdón de faltas u omisiones que otro comete.

La lengua es un sistema vivo y cambia constantemente. Somos nosotros los encargados de darle entrada a nuevas formas que la enriquezcan y de rechazar todo lo que enturbie su brillo.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − diecinueve =