envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Presencia, voz y carisma impecables

Marino Luzardo asegura que sus cualidades como locutor fueron cultivadas en casa
Marino Luzardo

Marino Luzardo

Pensé por un momento que no podía conseguir la entrevista, ya que el protagonista de este trabajo es un hombre incansable como locutor y presentador en distintos medios de comunicación y espacios culturales.

Pero como bien plantea el refranero popular, el que persevera, triunfa. Y así logré estar frente a Marino Luzardo, en los predios del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt). El diálogo transcurrió como es Luzardo, espontáneo y agradable.

Nos cuenta que se graduó como Ingeniero en Tele Comunicaciones y comenzó a trabajar en la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), pero desde niño le fascinaba la radio y sus misterios.

Siempre sus amigos le decían que tenía voz de locutor. Siendo trabajador de Etecsa, recuerda que conoció de una convocatoria para locutores y no dudó en inscribirse. Luego de aprobar el curso confiesa que veía todo aquello casi como un hobby. Todo esto ocurre en 1994.

Un día lo llamaron de Radio Metropolitana para hacer unas pruebas, pero apunta que su verdadera escuela de locución fue Radio Reloj, donde tuvo excelentes profesores. Apunta que fue el legendario locutor Ibrahím Aput uno de sus más queridos maestros, que aún se mantiene en la emisora.

Al preguntarle cómo ha logrado dominar una excelente dicción, destaca que eso viene de su hogar. Su madre era maestra normalista y no permitía una expresión chabacana ni una falta de ortografía.
Se define como “lector incansable”, pues está convencido de que “eso es cultura”. 
Ante las cámaras
Un día lo llamaron para que fuera el conductor del programa Mediodía en TV, luego de producirse algunos cambios en la programación. Luzardo aceptó y desde entonces lo tenemos, de lunes a sábado en la pequeña pantalla conquistando a la teleaudiencia con su experta conducción.En Mediodía este versátil comunicador entrevista a exponentes de distintas manifestaciones artísticas, así como de otras áreas vinculadas a la cultura cubana. Ello lo obliga a prepararse y dialogar con su entrevistado a partir del conocimiento.

Tal como reconoce con su sonrisa encantadora, “un conductor de un programa tanto en radio como en televisión tiene que documentarse mucho”.

Luzardo ha realizado doblajes y es el locutor en off de Sitio del Arte y Entre Libros. Además, junto a la también carismática Raquel Mayedo, conduce la revista utilitaria De tarde en casa. Por otra parte, anima en el centro nocturno El Gato Tuerto, bajo la dirección de Julio Acanda.

Ha recibido varios premios, entre los que destacan los de la Popularidad Entre tú y yo, dos premios Caricato por doblajes y dos en los Festivales de la Televisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + once =

| Newsphere por AF themes.