envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

La hora Múltiple de Luis Aragón

Espacio que devino fenómeno de la radiodifusión en la década del treinta del siglo pasado

La historia de nuestra radio contiene propuestas tan interesantes que, casi un siglo después, nos revelan las precedencias de prácticas actuales en la radiofonía y el audiovisual.  

La hora Múltiple1 fue un espacio singular. Se estrenó el 2 de marzo de 1931 por la emisora CMW, La voz de las Antillas,2 por iniciativa de José Luis Aragón Dulzaides, pionero de la publicidad nacional, que comienza con ella sus aportes creativos a la radiodifusión comercial, donde gestará disimiles proyectos.3

Clasificada en su tiempo como primer espectáculo radiofónico habitual, constituye la primera revista  radial que combina  diversos géneros y formatos artísticos con disímiles acciones comunicativas.

Entre sus atracciones estaban: las charlas literarias e históricas a cargo de especialistas de la talla de Jorge Mañach, Ofelia Rodríguez A. y Carlos Robreño; la sección de crítica política, donde Antonio Valladares -Antonio Vall- en su personaje de Don Cornelio, entonaba coplas con la música de “La siguaraya” y “La cucaracha”, realizando parodias con marcada  crítica social.

En las dramatizaciones, Enriqueta Sierra4 -precursora del teatro y la radiofonía cubanas- era su primera actriz y directora del Cuadro de comedias,5 donde fusionaba figuras reconocidas y aficionados al teatro.

El espectro de los dramatizados en este proyecto fue amplio: alternaba dramas y comedias, zarzuelas, operetas, piezas del  teatro bufo-vernáculo y temas-situaciones dramáticas o humorísticas.

En contra de la práctica generalizada, se representaban íntegras en audiciones directas al aire. El 30 de octubre difundió una de las primeras comedias en tres actos continuos sin reducción alguna en nuestra radio: “Mamá”, de Gregorio Martínez, protagonizada y dirigida por Enriqueta Sierra.  

En el segmento de poesía, José Ángel Buesa declamaba sus versos y convocaba a  concurso donde los oyentes enviaban sus creaciones.    

Los musicales, a cargo de Conchita Nogara,6 contaban con sus ejecuciones vocales e instrumentales y alternaban música de cámara con la popular. Participaban pianistas como Pablo Miguel, violinistas como Amadeo Roldán -y su hijo en el violonchelo- y el flautista José M. Pacheco.

Aragón auspiciaba la locución y animación, era director general y artístico del espectáculo y presentaba-animaba junto a Raúl Du Breuil.

Cuando no existían los surveys de audiencias, evitó el intercambio de etiquetas o cupones y aplicó la retroalimentación directa con los oyentes, mediante espacios de preguntas y respuestas a modo de concursos.

Entre los patrocinadores del programa se encontraban establecimientos comerciales que vendían productos de las electrónicas norteamericanas: La Casa Giralt7(Phillips), General Electric y RCA.8 En consecuencia, sus premios eran muy apetecibles.   

El espacio logró una gran audiencia que Aragón repitió en otras oportunidades.9 No obstante, se supendió abruptamente a mediados de 1937  y todo su personal quedó cesante.

Aragón dio entonces sus criterios: “La costeaban poderosos anunciantes. Los tiempos han cambiado. Ahora se impone un solo patrocinador. Prefiero que termine ahora que tiene vida que verla morir más tarde por consumirse”.

Posteriormente reapareció en CMQ Radio10 y superó sus audiencias al adicionar aventuras como “Los episodios de Pepe Cortés”, de Vicente Morín –estrenadas en RHC- y secciones como “El suceso del día”, de Germinal Barral.11

La revista La hora Múltiple estrenó la práctica de invitar al micrófono a artistas e intelectuales nacionales y extranjeros, en ingente promoción cultural que potenció al programa y a los artistas.

En una radiodifusión de objetivos comerciales, La hora Múltiple diversificó sus ofertas culturales y, al culminar, el que fuera su Cuadro dramático fomentó otros proyectos en nuestro sistema radial.

Proyecto a proyecto se forjó una cultura radial que impactó la memoria colectiva y el imaginario popular cubano e iberoamericano. Las revistas se extendieron por el sistema radiofónico y reaparecieron en los años 50 pasados en la televisión.

Por ejemplo: El Mundo en televisión -informativa- en los canales 4 y 2,  sucesivamente, y Hogar Club -con diversos formatos, entre ellos: teatro, novelas y publicidad-   realizado por la productora audiovisual Escuela de Televisión, que lo difunde en el Canal  2.  

Pero ya esas son otras historias.

Notas:
1 Era común entonces que los espacios habituales estructuran su título adicionando a la expresión “La hora” el nombre del patrocinador.
2 Ubicada en los altos de edificio del Diario de la Marina. Indicativo inicial: 2WX. Las fuentes refieren diversas plantas: Unos, la CMX -del establecimiento Casa Lavín, de Francisco Lavín- y otros a  Radiodifusión O’ SHEA. (Revista Radiomanía y TV, octubre de 1952; Revista Bohemia, mayo de 1953, y Diario de la Marina, diciembre de 1953. Elegimos la versión de Bohemia.
3 Propietario de la publicitaria Propagandas Múltiples. Creador de proyectos radiales de participación y educativos. Fundador del Canal 4 (Unión Radio TV) y en México, precursor de la telenovela.
4 Durante la primera década del siglo XX compartió protagónicos con la mexicana Celia Adams y la española Pilar Bermúdez en los teatros Politeama Chico -Manzana de Gómez- y Principal de la comedia, defendiendo la dramaturgia nacional. Desde 1930 sus alumnos de Declamación en el Conservatorio González–Molina, triunfaban en el Principal de la Comedia, Martí, Campoamor y Tosca.
5 Cuadro de comedias: Denominación dada entonces al equipo de realizadores e intérpretes de los programas escenificados.  
Fundadores: Enriqueta Sierra, María Guerrero (España), Conchita Nogara, Carmelina Pérez, Arturo Hernández, Celia Adams (México) -y su hijo Luis Manuel Martínez Casado-, Pablo Medina, Antonio Valladares, Tomasita Núñez, Hortensia Coalla y Rosario García. Se suman posteriormente: Aracely Torres, Rosario García Orellana,  Antonio Vázquez Gallo, Tomás Cuervo, Miguel Llao, Carlos Irigoyen Sierra, Ignacio Corominas, Manolo Villa, Socorro González y la argentina Paulina Singerman.
6 Nombre artístico de su esposa. En la vida real, Conchita Unanue.
7 Pepe Giralt auspiciaba programación de alta calidad artística, buscando lo interesante para el público.
8 Representados en Cuba por la comercializadora Humara y Lastra.
9 Desde 1936, en El Progreso cubano -luego Radio Progreso- Aragón mantuvo El programa Múltiple, a donde llevó a Luis Manuel Martínez Casado para dirigir el Cuadro de comedias y alternar protagónicos con su hermana Marta.
La familia Martínez-Casado era de Cienfuegos. Allí, Luis Manuel, desde 1930, dio charlas en la  CMJA. Luego en la CMS -La casa Radio Electric- dirigió, actuó, escribió sus Operetas sintéticas y fundó sus primeros Cuadros de comedias. Finalmente,  administra y diseña toda la programación: Ejemplo: En “El teatro del aire” era escritor, actor y director.
10 Sus indicativos variaron de: 20H a CMCB y finalmente a CMQ Radio.  
11 Integrante de una dinastía de artistas: Francisco -hermano mayor- fue precursor teatral y radial en Cuba. Germinal luego escribió radionovelas, el semanario CMQ, Sucesos mundiales y en su  columna habitual de la Revista Bohemia -con el pseudo de Don Galaor-  entrevistó y promovió los artistas y empresas mediáticas. Su hermano menor -Mario- fue poeta, dramaturgo, publicista locutor, actor, escritor y director de obras y programas radiales, televisivos y cinematográficos; así como autor y director de las primeras telenovelas cubanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + nueve =

| Newsphere por AF themes.