envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Música cubana en los medios: presencia del feeling

Por el empeño de muchos directores de programas, el feeling cubano se mantiene en la radio y la TV

El interés de muchos directores de programas radiales y televisivos de mantener la presencia de géneros musicales cubanos como el feeling entre las propuestas de sus espacios ha propiciado la ampliación de conocimientos entre los públicos y la marcada preferencia por la obra de los artistas filineros.

En tal sentido destacan históricas grabaciones hechas en vivo durante emisiones de radio y TV por los defensores del feeling, quienes continúan  exponiendo el sentimiento amoroso que nos otorgaron los cantautores involucrados en la aparición del movimiento filinero.

Programas como La Discoteca Popular de Radio Progreso, Musicales Habana de Radio Cadena Habana, Frecuencia Total de Radio Rebelde y diversos espacios musicales de Cubavisión, el Canal Educativo 2 y la señal digital Clave, así como reportes preparados por periodistas del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, siguen contribuyendo al disfrute del feeling a través de los medios de comunicación nacionales.

Apuntes sobre el género

Durante la segunda mitad de la década del cuarenta del pasado siglo cobró vida un movimiento musical que encontró sus raíces en la trova tradicional, de acuerdo con la mayoría de los estudiosos de nuestra música.
En comparación con la trova tradicional, aquellos inquietos cantautores  concibieron  entonar canciones amparados por un estilo donde la armonía  se comporta con mayor amplitud y modernidad. Los  jóvenes vinculados con la novel tendencia componían e interpretaban sus obras solo con el acompañamiento de sus guitarras.

Los creadores  involucrados con el feeling rechazaron los patrones  rítmicos  que imponen otros géneros de nuestra  música como la criolla y el bolero, en especial los denominados por los parroquianos por victroleros.
Sus intérpretes  se apoyaron  en el decir sobre los esquemas técnicos que asigna el canto con el solo acompañamiento de la guitarra.

Debemos aclarar que la mayoría de los integrantes del novedoso movimiento no eran vocalistas, y carecían, además, de los mínimos conocimientos académicos relacionados con los estudios musicales.

Las letras y la música de sus composiciones surgieron de sus sensitivas inspiraciones. Ninguna de las obras insertadas en el feeling posee mensajes grotescos hacia la mujer. Sus creadores situaron a las mujeres en justa igualdad como lo requiere la pareja en todos los aspectos que sostienen y enriquecen la unión amorosa.
Algunas de las creaciones más conocidas del movimiento filinero plantean: “No existe un momento del día…”, “Hasta mañana vida mía…”, “Si me comprendieras…” o “Quiéreme y verás”.

Sobre el feeling, uno de sus creadores, el desaparecido cantautor César Portillo de la Luz, le hizo llegar un amplio y detallado manuscrito al musicólogo Radamés Giró, que aparece publicado en el Diccionario Enciclopédico de la Música Cubana. En uno de los párrafos del documento escrito por Portillo señala:
“Dimos una canción con argumento referido a una circunstancia concreta, no solo poesía musicalizada. Paulatinamente nuestras canciones repercutieron en los oyentes, y sin proponérnoslo logramos  captar a otros intérpretes. Debemos esclarecer que ese hecho musicológico llamado feeling es la culminación de una tendencia artística dentro de la cancionística cubana, obra de algunos autores que hicimos nuestras composiciones con una dramaturgia diferenciada  de la habitual hasta esa fecha.  Aquel mundo armónico del jazz, de los impresionistas, de las bandas sonoras de los filmes, nos indujo a un manejo más libre y atrevido de las estructuras armónicas, lo cual unido a las formas coloquiales en las letras, aportó, sin dudas, una canción de nuevo corte”.

Entre las personalidades involucradas en la formación del nuevo estilo de interpretar y crear  la canciones identificativas con el feeling, figuran: César Portillo de la Luz, José Antonio Méndez, Giraldo Piloto, Alberto Vera, Jorge Monzón, Aida Diestro, Omara Portuondo, Elena Burke, Ángel Díaz, Rosendo Ruiz, Miguel de Gonzalo, Doris de la Torre, Froilán Amezaga, Martín Rojas, Frank Emilio Flyn, Enriqueta Almanza, Bebo Valdés, Andrés Echevarría (El Niño Rivera) y Meme Solís.

En la posterior generación se suman los creadores  Marta Valdés y Pablo Milanés. Actualmente el cantautor Descemer Bueno nos sugiere escuchar obras colmadas de alta dosis de feeling.

El regalo del amor en todas sus dimensiones musicalizado sigue llegando a los cubanos ya sea mediante producciones audiovisuales o radiales, gracias a la identificación de muchos directores de programas de radio y TV con la defensa de los géneros cubanos, una de las premisas de la política cultural que han trazado e impulsan de conjunto el Ministerio de Cultura, el Instituto Cubano de la Música y el Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × tres =

| Newsphere por AF themes.