envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Noventa y cinco sonrisas compartidas con el compromiso de amar

Los 95 años de la emblemática Carmen Solar fueron festejados como se merece

Carmen Solar

La Finca de los Molinos fue el sitio elegido para celebrar el cumpleaños 95 de una mujer inmensa dentro de la cultura cubana: Carmen Solar, Premio Nacional de la Radio y Artista de Mérito del ICRT, Maestra de Juventudes, Premio Los Zapaticos de Rosa, entre otras distinciones que la definen.

En medio de ese mágico escenario, su rostro parecía iluminarlo todo. Su paso, siempre ligero, su verbo enérgico y dulce, su mirada atenta y vivaz, manifesteron en la mañana del 8 de julio, grandeza y humildad en esta artista de muchas generaciones y que, únicamente, agradeció a la vida y a sus compañeros celebrar nada más y nada menos que 95 años.

En más de una oportunidad Carmen Solar enfatizó que la edad es cuestión de espíritu y por eso no se cansa de ser niña. Como parte del homenaje, los presentes disfrutaron del último largometraje de Juan Padrón, quien se inspiró en Carmen para crear un personaje.

El personaje de Ña Mercedes significa esa bella estilización animada de una cubana a todas, de una mujer que no conoce el miedo y menos de la mentira. Ña Mercedes es esa representación de la bondad y la limpieza humana, rasgos que tan bien identifican a Carmen Solar.

Justo con el simpático parlamento de Muchacho tú estás herío, dicho por Ña Mercedes, inició esa cita entre amigos que son familia para Carmen. Y así junto a funcionarios del más alto nivel de la dirección de la radio y otras instituciones culturales, también se encontraba una representación de los entonces estudiantes del programa radial Rapilisto, aquellos niños a los que inculcó el amor por el arte y, si bien muchos se dedicaron a este empeño, otros hoy en día son profesionales ajenos al micrófono sin perder la sensibilidad por las manifestaciones creativas.

Los secretos del ensayo antes de cualquier actuación, el respeto por el bombillo verde de en la cabina radial, que es igual a decir “nada más importa que la grabación de la obra en sí”, la cuidadosa atención hacia el guion como materia prima con la cual se edifica el mundo de ilusiones, fueron algunos de los temas que la maestra —en diáfana conversación— compartió con los asistentes.

Para quien el arte es razón suprema de vivir, poder inculcarlo a niñas y niños, es un privilegio del ser, así lo afirmó la homenajeada, que disfrutó de sobremanera la intervención danzaria del grupo de aficionados Esperanza.

Niñas provenientes de la formación comunitaria de la Casa de Cultura de Marianao mostraban su gracia interpretativa y no alejaban su mirada de los ojitos húmedos de Carmen Solar que, a otras como a ellas, les mostró la importancia de ser personas de bien, agradecidas, con el designio de marchar de frente por la vida para multiplicar los mejores sentimientos de la condición humana.

Figuras de la talla de Iván Pérez, Ana Nora Calasa, Víctor Pérez Galdós, entre otras compañeros de oficio de Carmen Solar en su casa azul de Infanta 105 (Radio Progreso), más los mensajes enviados, entre ellos, el de otra maestra de generaciones, Caridad Martínez, unido a los asistentes, aplaudieron la noticia de que próximamente la editorial En vivo de la televisión cubana, contará con la edición del libro Carmen Solar, la sonrisa que enamora, de la autoría del locutor, animador y director de programas Ángel Manuel Pérez, autor de otros textos dedicados a las inolvidables figuras de Eva Rodríguez y Germán Pinelli

De modo que, de manera documentada, el volumen se convertirá en una puerta abierta al descubrimiento de esta mujer cubana que es síntesis de lo más genuino del arte y la enseñanza artística de Cuba. Ella es una excepcional persona que enseña a pensar y a disfrutar bajo pactos de honor, compromiso moral y por supuesto con la necesidad de amarse en cualquier circunstancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 5 =

| Newsphere por AF themes.