envivo

Editorial del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Un programa original que nos acerca al saber

Recuento del surgimiento y desarrollo del programa La neurona intranquila

Quienes hoy disfrutamos de El selecto club de la neurona intranquila (Cubavisión, viernes, después de la novela) y de la Liga Juvenil de la neurona intranquila (Cubavisión, jueves, 7:00 p.m.) seguro la mayoría conozcamos que se trata de un proyecto televisivo que ha crecido dentro y fuera de la pequeña pantalla.

Con su creador y director, Gustavo Fernández Larrea, conversamos para acercarnos al devenir del proyecto, que se ha diversificado en varios programas, en un videojuego y en una página de Facebook. Según las investigaciones del Centro de Investigaciones Sociales del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt), las emisiones de La neurona intranquila alcanzan elevados índices de audiencia y gusto de los televidentes cubanos.

Obligado recuento

Gustavo Fernández Larrea ha sido guionista de varios programas, entre ellos destaca el popular humorístico Jura decir la verdad, que rompió récords en la televisión. Un tiempo después que dejó de salir este espacio, Fernández Larrea comenzó a acariciar la idea de crear un programa de competencias de conocimientos, que se alejara de otras propuestas televisivas en las que primaba la trivialidad, que fuera respetuoso, pero también incluyera un poco de humor.

Al respecto señala el director: “Comencé a buscar la estructura. Pensé en un principio que debía ser un espacio para profesionales, intelectuales universitarios. Me di a la tarea de ir a donde se reunían los jóvenes en grupos etarios y aprendí lo necesario. Con mis amigos consulté las distintas secciones que se iban formando en mi mente y por las que empezaba a apostar con cierta seguridad”.

Fue presentado el proyecto en los diferentes canales de la televisión, pero parece que las personas encargadas de aceptarlo dudaban de su posible éxito. El director apunta que nunca se dio por vencido, y con su proyecto bajo el brazo se dirigió al Canal Habana, que tampoco lo aceptó. El día que fue a recoger sus papeles, se encontró con Amada Montano, en esos momentos directiva del canal. Fernández Larrea le contó groso modo sus desventuras y ella se interesó por el proyecto; finalmente, Montano logró que se aprobara la realización del programa. De esta manera, La neurona intranquila se trasmitió en sus inicios por el Canal Habana.

Resalta Larrea que esta era su primera experiencia de realización, “solo que en letras parecía fácil, pero que materializarlo ya era bastante difícil”. Sin embargo, reconoce que tuvo mucho apoyo de los especialistas del Canal Habana, así como de Cubavisión Internacional. Se grabaron 13 capítulos y fueron surgiendo las diferentes secciones.

“Siempre que se inicia un proyecto hay dificultades. Al no tener presupuesto para la escenografía, tuvimos que utilizar recortes de otros programas”. Era un programa nuevo y nadie quería invertir en él, pero salió en la programación del verano del 2007.

Debemos aclarar que como era del Canal Habana, solo se veía en la capital y tuvo una buena acogida por los televidentes. Llamó la atención de la presidencia del Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt), que decidió que el programa saliera al aire en un canal de alcance nacional. Esta decisión alegró al pequeño equipo de realización, pero implicó la búsqueda de nuevos creadores, como escritores, renovar la escenografía y otros detalles.

Se grabaron los primeros capítulos con 27 minutos de duración. Los resultados fueron inmediatos y satisfactorios. Las investigaciones realizadas por el Centro de Investigaciones Sociales del Icrt arrojaron un alto índice de televidentes; sobre todo, los estudiantes escribían que era un método de estimular la búsqueda de conocimientos y el hábito de la lectura. Además, las investigaciones también decían que el programa era disfrutado en familia. Lo veía un amplio espectro de público, que también participaba con los integrantes del panel adivinando las respuestas.

Mantener la vitalidad

Todos estos años en pantalla, el equipo de trabajo ha tratado de mantener la calidad del mismo. Cada año se renueva con nuevas secciones, muchas de ellas sugerencias de los televidentes. Además del programa para los adultos, surgió La liga juvenil de la neurona intranquila, donde participan estudiantes de secundaria básica y preuniversitario. Esta producción ha resultado muy exitosa y pudo realizarse con el apoyo del entonces Ministro de Cultura, Abel Prieto.

En la actualidad, el proyecto liderado por Fernández Larrea constituye una producción de RTV Comercial. Esta condición propicia mejores condiciones tecnológicas, de escenografía, realización, posproducción, calidad de transmisión y ofertas de premios para los participantes.

Vale siempre destacar el resultado de la labor del equipo que acompaña al director Fernández Larrea, integrado, entre otros, por el conductor Baudilio Espinosa, los guionistas Newito y Carlos Fundora y la asesora Nelia Casado.

El director Gustavo Fernández Larrea, a la izquierda.
Fernández Larrea conversa con los competidores.
Grabación en estudio de La neurona intranquila.
Competidores de La neurona intranquila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =

| Newsphere por AF themes.